A pesar de que la volatilidad en los activos virtuales ha sido una constante desde los inicios de esta forma de valor, el entusiasmo en México por éstos continúa e incluso, ya con una Ley Fintech que dará luz verde para su operación, hay empresas que están próximas a entrar como participantes de este mercado, el cual en la actualidad es de cerca de 800,000 usuarios en este país.

De acuerdo con expertos participantes en el mercado, aunque el valor de la moneda virtual más representativa, que es el bitcoin, tuvo una caída drástica desde su máximo histórico, en diciembre del 2017, cuando cada criptoactivo se acercaba a 20,000 dólares y en la actualidad éste es de 3,000 dólares, es decir, una caída de 85% de su valor, esto no significa que la burbuja haya reventado, sino que ha experimentado sólo un proceso natural al no tener un ente centralizado que dirija su destino.

“La baja del valor (de los activos virtuales) es buena porque permite el conocimiento de las personas de saber qué está pasando y se ve muy positivo el panorama en el 2019, habrá una alza en la capitalización del mercado y en los precios, porque las transacciones en bitcoin y de estas criptomonedas crecen día a día a nivel internacional”, detalló Isaac Kohab, director general de Operaciones de Bitrus Exchange, una plataforma de intercambio de estos activos que iniciará funciones en México en marzo próximo. Para Tomás Álvarez, fundador de la plataforma de compraventa de estos activos, Volabit, desde el nacimiento de la primera criptomoneda, el bitcoin en el 2009, ésta ha experimentado una serie de acontecimientos que han influido en su volatilidad y al no haber un ente central que la dirija, todavía se experimenta con dicho activo, pero lo que es un hecho que se acerca a ser un método de pago más generalizado de manera independiente del ritmo de las decisiones de los bancos centrales del mundo.

“Hay gente que cree en la tecnología (blockchain) y en su propuesta de valor, como una forma de dinero descentralizado, una reserva de valor que no depende de un banco central. El bitcoin es una capa de reserva de valor donde puedes construir una capa de pagos, no compite contra Paypal como forma de pago en línea, sino contra el dólar o el peso”, detalló Álvarez.

De acuerdo con el fundador de Volabit, en la actualidad se experimenta con las formas de pago que podrían generarse por la tecnología blockchain, las cuales pueden realizar miles de transacciones en cuestión de segundos, por ejemplo la red llamada lightning network, por lo que si ésta evoluciona conforme a las expectativas, puede ser un aliciente para llevar el uso de activos virtuales a sectores que actualmente no están bancarizados.

“Estás hablando (con lightning network) de decenas de miles de transacciones por segundo, en ese punto estamos ahorita, en cómo hacer que mucha la gente utilice las criptomonedas para poder pagar”, acotó Álvarez.

Al respecto, Pablo González, cofundador de la plataforma Bitso, indicó que este punto en el que se encuentran los activos virtuales, con realidades como el lightning network, es una muestra de cómo se puede ayudar a bancarizar a costos más eficientes.

“En términos técnicos, se ha aumentado la capacidad de transacciones por segundo con desarrollos como lightning network, por ejemplo. En términos de casos de uso, se logra eliminar entre 50 y 70% de los costos de una remesa”, explicó González.

Tomás Álvarez acotó que espera que, en al menos cinco años más, los activos virtuales, principalmente el bitcoin, ya tengan una definición de su utilidad en el mundo para funcionar como una reserva de valor alternativa para ayudar a la bancarización mundial.

“La visión que tenemos es que el bitcoin ayudará a dar servicios financieros a los no bancarizados, pero no ahorita, sino en unos años, al menos en cinco años”, acotó Álvarez.

Para Isaac Kohab, también tendrá que haber una consolidación en el mercado de activos virtuales, donde sólo los que demuestren una utilidad podrán sobrevivir, pues en la actualidad hay cerca de 2,500.

“El futuro de las criptomonedas está en la utilidad que van a tener cada una de ellas, creo que no sobrevivirán todas, sólo las que tengan una utilidad real y principalmente será para transferencia de pagos de persona a persona”, explicó Kohab.

Todo esto, también estará definido luego de que el Banco de México publique las reglas para el uso de activos virtuales, lo cual debe suceder en el primer trimestre de este 2019.

[email protected]