El pagaré denominado DoceDoce que ofrecía la sociedad financiera popular (sofipo) Alta Servicios Financieros, por el cual otorgaba rendimientos anuales de hasta 12% con un monto de apertura a partir de los 50,000 pesos, fue la causa para que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) hiciera una inspección más exhaustiva a esta entidad.

De acuerdo con fuentes del órgano regulador, luego de que se detectara que Alta Servicios Financieros ofrecía rendimientos de hasta 12%, lo que la convertía en una de las sofipos que pagaba los porcentajes más altos en utilidades, comenzaron las visitas a esta entidad para que explicara el porqué de esta situación.

Como resultado de dicha supervisión, desde el 2014 a la fecha el organismo ha impuesto 19 multas a esta sofipo, por un monto total de 4 millones 347,219 pesos. La mayoría de estas sanciones fue por omitir entregar información relacionada con operaciones relevantes a la CNBV.

EN EL MARCO DE FICREA

Cuando se dio a conocer la mecánica irregular en la que operaba la sofipo Ficrea, y que desembocó en un fraude por 2,700 millones de pesos en perjuicio de 6,800 ahorradores, otras financieras populares, como Alta, fueron mencionadas por ofrecer rendimientos altos con inversiones que, en algunos casos, superaban el monto del seguro de depósitos en este tipo de entidades, que protege los ahorros hasta de 25,000 Udis (133,000 pesos) por persona. Ficrea ofrecía utilidades de 10% máximo.

Cuestionado en su momento de por qué Alta Servicios Financieros ofrecía rendimientos cercanos a 10%, Luis López Panadero, miembro del consejo de esta sofipo, indicó que esto se debía a tres factores: no invertía grandes cantidades de dinero para su infraestructura; tampoco realizaba gastos ostentosos en publicidad y los sistemas operacionales de esta entidad eran sencillos.

Las sofipos tenemos que hacer dos cosas: recibir depósitos y entregarlos a otros; en esta sofipo no tenemos mesas de dinero, no ofrecemos tarjetas de débito y crédito... Está bien ofrecer dichos rendimientos siempre que el modelo de la sofipo lo permita , indicó López Panadero en una entrevista con este medio en febrero del presente año.

Asimismo, en aquél momento, López Panadero reconoció que a solicitud de la autoridad y en el marco del escándalo que representó Ficrea para el sector, Alta Servicios Financieros tuvo que bajar su tasa de utilidad de 12 a 9.5 por ciento. Entendimos que en la coyuntura del fraude de Ficrea podría ser de ayuda tomar una decisión de bajar las tasas... nos alineamos a una intención institucional y con esto logramos darle más consolidación al sector , comentó.

SITUACIÓN AL PRIMER SEMESTRE

Alta Servicios Financieros, supervisada por la federación Fine, es una de las 22 sofipos, de 45 en operación, que a junio pasado generaron utilidades; durante el primer semestre del 2015 obtuvo ganancias por 180,035 pesos, según el boletín estadístico del sector emitido por la CNBV.

A junio pasado, esta entidad contaba con 41,528 clientes, activos por 263 millones 225,883 pesos, con una participación de mercado de 1.07%; una cartera vigente de 121 millones 579,887 pesos y con un Índice de Morosidad de 3.31 por ciento.

Respecto de los pasivos, estos representaban 161 millones 584,246 pesos, de los cuales 94 millones 659,665 pesos eran por captación en depósitos a plazo, 29 millones 583,337 pesos por préstamos bancarios y de otros organismos, y 37 millones 340,244 pesos por cuentas por pagar.

En el 2012, Alta Grupo, que encabeza López Panadero y Salvador Abascal, adquirió la sofipo Finsol para transformarla en Alta Servicios Financieros. A casi cuatro años de su transformación, esta entidad podría fusionarse con Finamigo, que dirige Luis Felipe Mariscal.

De acuerdo con fuentes allegadas a la negociación, esta fusión podría darse si Alta Grupo se queda con 49% de la participación accionaria de la nueva entidad que surgiría.

Esta negociación se da en el marco del incumplimiento de Alta Grupo con sus inversionistas que depositaron recursos en los otros esquemas del conglomerado, como el de la telefonía pública y las tiendas de conveniencia Mambo, y que ofrecían rendimientos de hasta 16% con inversiones a partir de 76,000 pesos.

A pesar de la negociación, las fuentes afirmaron a este medio que en caso de darse dicha fusión, esto no tendría nada que ver con el resarcimiento a los inversionistas con los que han incumplido desde marzo de este año, tal y como López Panadero y Abascal han prometido.