Las catástrofes naturales, como el terremoto Tohoku de Japón y las inundaciones en Tailandia el año pasado, provocaron la segunda mayor pérdida en la historia de las aseguradoras que conforman Lloyd’s of London.

Lloyd’s, creada hace 324 años en Londres, reportó pagos por siniestros derivados por fenómenos naturales equivalentes a 823 millones de dólares

por lo anterior, el conjunto de aseguradoras que integran Lloyd’s entró en cifras rojas, debido a que se trata de la segunda mayor pérdida desde los atentados del 11 de septiembre en el 2001.

La pérdida, que refleja el desempeño financiero agregado de los 80 sindicatos de aseguradoras competidoras que conforman el mercado de Lloyd’s, sólo es superado por el déficit de 3,110 millones de libras esterlinas (4,969 millones de dólares) que reportó en el 2001 tras los atentados del 11 de septiembre de ese año , reportó.

Richard Ward, presidente ejecutivo de Lloyd’s, reconoció que el 2011 ha sido uno de los años más complicados para la industria.

El año pasado fue el segundo más costoso en relación con catástrofes para la industria de aseguradoras, con un total de reclamos ligados a desastres de 107,000 millones de dólares, de acuerdo con la correduría de seguros Aon Benfield.

Lloyd’s constituye un mercado único en el mundo, destinado a empresas y particulares que quieren asegurarse por los daños no cubiertos por aseguradoras tradicionales. Este mercado permite a estos clientes suscribir seguros ante decenas de aseguradores especializados que comparten los riesgos.

Recientemente, Swiss Re informó que las pérdidas del año pasado por desastres naturales en el sector asegurador ascenderían a 108,000 millones de dólares.