El conglomerado que se encarga de liquidar los activos del extinto banco de inversión Lehman Brothers demandó hoy a su ex rival JP Morgan por 5,000 millones de dólares para compensar el dinero que retiró antes de su quiebra.

En una demanda interpuesta en una corte de Manhattan, los administradores de Lehman Brothers señalaron que JP Morgan usó información privilegiada para retirar miles de millones de dólares de sus cuentas, lo que precipitó su quiebra en septiembre del 2008.

Los documentos de la corte también exponen que JP Morgan amenazó con retirar ciertos servicios vitales de Lehman si es que éste suspendía las transferencias de fondos entre las instituciones.

'Con esta arma financiera apuntada a la cabeza de Lehman, JP Morgan fue capaz de obtener extraordinarios acuerdos unilaterales por parte de Lehman de la noche a la mañana', indicó la demanda.

Los administradores de Lehman Brothers buscan con la querella recuperar los 5,000 millones de dólares, además de los intereses devengados y otro tipo de compensaciones.

JP Morgan sirvió durante varios años como intermediario de Lehman Brothers ante sus clientes, por lo que conocía a la perfección las debilidades de su rival y tenía acceso a información privilegiada, según los documentos presentados en la corte.

RDS