Desde que en México entró en vigor, el 7 de agosto del 2011, la nueva forma de aplicación de justicia a través del juicio en línea, implementado por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA), al 31 de mayo del 2014 se han recibido 3,334 demandas por esta vía.

De acuerdo con el último reporte del TFJFA -en el periodo de abril a mayo del presente año- la cuantía controvertida de dichas demandas asciende a 38,187.9 millones de pesos. En este periodo, informó, se han emitido 3,242 sentencias.

Augusto Lagner, asesor fiscal, consideró que en el país la implementación del juicio en línea fue una innovación del sistema jurídico mexicano que llegó para quedarse; ello a pesar de la resistencia psicología que generó entre las personas desde su implementación hace más de tres años.

El especialista consideró que esta plataforma implementada por el TFJFA será un parte aguas en el sistema de justicia mexicano, pues hacia allá van todas las demandas de los tribunales. Incluso, recordó, en la actualidad la mayoría de los procesos ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) son digitales.

Diana Bernal Ladrón de Guevara, titular de la Procuraduría de la Defensa el Contribuyente (Prodecon), se manifestó a favor de los juicios en línea. Dijo que dicha plataforma tecnológica facilita los trámites y la consulta de expedientes, además genera ahorro de tiempo y dinero para los contribuyentes.

Dentro de las ventajas que ofrece esta plataforma a los ciudadanos se encuentra la posibilidad de presentar y consultar las demandas desde cualquier lugar del mundo las 24 horas del día, los 365 días del año sin la necesidad de acudir a una sala del Tribunal.

Además, ahorra papel y permite un control integral de los casos para su organización y disponibilidad permanente a través de Internet; es decir, es una alternativa para desahogar el trámite en menor tiempo que la vía tradicional.

En México su adopción es gradual

El primer juicio resuelto en línea duró 31 días hábiles. En promedio, una sentencia se emite en 94 días hábiles (casi una décima parte del promedio de un juicio tradicional). En México, la implementación del sistema de justicia en línea ha sido gradual.

La primera sentencia de la Sala Especializada de Juicio en Línea se dictó el 20 de octubre del 2011, y fue por una demanda presentada el 5 de septiembre de ese mismo año, detalló el Tribunal.

Las entidades donde mayores demandas se registraron -del 7 de agosto del 2011 al 31 de mayo del 2014- por medio del juicio en línea son: Distrito Federal (838), Hidalgo (277), Michoacán (210), Veracruz (219), Estado de México (206) y no especificado (651).

Por la vía de un juicio tradicional, el número de demandas que se registró en el mismo periodo fue de 16,106, lo que de acuerdo con los datos del TFJFA arroja un total de 6,856 sentencias, de las cuales por esta vía 4,397 son definitivas y 2,459 son interlocutorias.

Según el Tribunal, de las 3,334 demandas recibidas por el Sistema de Justicia en Línea, entre las principales autoridades demandadas se encuentran el SAT, el Instituto Mexicano del Seguro Social, la Procuraduría Federal del Consumidor, el Infonavit y el ISSSTE.

Además, 1 millón 302,116 personas se han registrado en la página del portal del Juicio en Línea del Tribunal, de las cuales 6,958 son personas físicas.