Anualidad de la tarjeta de crédito, reposición del plástico, impresión de estados de cuenta, pagos tardíos y aclaraciones improcedentes son sólo algunas de las 5,310 comisiones que, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), tienen registradas los bancos que cobran a los clientes y que en el 2017 le dejaron a las instituciones ganancias por 108,000 millones de pesos.

De este monto que ganó la banca por comisiones cobradas el año pasado, 75,103 millones de pesos tuvieron relación con créditos otorgados; 34,576 millones por captación y servicios, y 39,584 millones por otras tarifas no especificadas.

Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef, detalló que las ganancias por comisiones representan en promedio 30% de los ingresos de la banca, aunque para algunos bancos les representan hasta 39% de sus ingresos totales.

Esto, dijo, no lo logran ni en sus casas matrices, pues, por ejemplo, en Citibanamex representaron 33% de sus ingresos en México, y en Estados Unidos, donde está la sede del grupo, fue de 18% por este concepto. En BBVA Bancomer, las comisiones equivalieron a 36% de sus ingresos en el país azteca, mientras que en España apenas 19 por ciento.

Para el funcionario, hay espacio para que los bancos bajen sus comisiones, pues el de México ya es un mercado maduro, además de que, dada la tecnología que están usando y que les ha representado ahorros, no hay motivo para que algunas comisiones sigan altas.

En este sentido, consideró que los bancos deberán evaluar esta posibilidad, aunque aclaró también que son reglas que le corresponde emitir al Banco de México.

“El mercado mexicano ya no es un mercado inmaduro, es un mercado que ha crecido de manera importante y el tema de las comisiones tiene muchas aristas. Es importante porque puede traducirse en la exigencia de una comisión o del encarecimiento del sistema bancario, como una barrera para la inclusión. Una persona, al enfrentarse a estas comisiones o a productos y servicios caros, puede optar por permanecer al margen del sistema bancario”, expuso.

Agregó que, desde su consideración, sí hay espacio para que los bancos reduzcan las comisiones y, según sus estimaciones, podrían disminuir hasta en 30%, sobre todo en el tema de la anualidad.

De acuerdo con la Condusef, hoy existen 35 conceptos de comisión, los cuales integran un total de 5,310 comisiones en el sector bancario. De éstas, 58% son en productos de crédito; 39% en productos de captación, y 3% en servicios.

Algunas de las más representativas en tarjeta de crédito son: anualidad, reposición del plástico y pago tardío; mientras que en hipotecario de las comunes son por avalúo, contratación o apertura y aclaración improcedente, y en depósitos, impresión de estados de cuenta, cheque devuelto sin fondos e inactividad de la cuenta.

Por ejemplo, una anualidad de tarjeta de crédito puede ir desde 200 pesos, con Famsa, hasta 15,000 en una de las más exclusivas que ofrece Citibanamex. En hipotecario, la comisión por avalúo puede ir de 2,000 hasta 5,000 pesos y un pago tardío en auto puede ir de 200 a 580 pesos.

En las comisiones relacionadas con crédito, las que se cobran en el uso de la tarjeta de crédito son las que más reditúan a los bancos, pues en el 2017 les representaron ganancias por 62,596 millones de pesos, de los cuales 18,382 millones fueron por el cobro de la anualidad y 44,213 millones por lo que se cobra a los negocios afiliados que utilizan terminal punto de venta.

En materia de captación, el manejo de cuenta y los servicios de banca electrónica son los que más le dejaron a los bancos por cobro de comisiones, pues la suma alcanzó 12,874 millones de pesos y 6,399 millones, respectivamente.

eduardo.juarez@eleconomista.mx