El banco central de Grecia está actuando para proteger a sus bancos de cualquier réplica de las próximas elecciones generales y le pidió al Banco Central Europeo (BCE) que apruebe una línea de financiamiento interno de emergencia, mencionó un funcionario del Banco de Grecia.

La medida tuvo lugar después de que Eurobank y Alpha Bank, dos grandes bancos griegos, presentaron solicitudes para tener la posibilidad de recurrir a ayuda de liquidez de emergencia, mientras los griegos retiran dinero en efectivo antes de las elecciones anticipadas del 25 de enero.

Hemos enviado una solicitud al BCE para que apruebe la ayuda de liquidez de emergencia para los cuatro bancos principales, para tener una protección para el sistema bancario , comentó el funcionario, que solicitó el anonimato. Depende de cada banco decidir si va a usar la línea de financiamiento , agregó, sin entregar más detalles.

En virtud de la ayuda de liquidez de emergencia, los bancos centrales nacionales pueden otorgar préstamos a bancos comerciales, pero deben obtener la aprobación del BCE para hacerlo.

Los bancos griegos dependieron de eso fuertemente durante el momento más crítico de la crisis de deuda en el 2012, pero pagaron de vuelta a comienzos del año pasado.

Ejecutivos de Eurobank y Alpha Bank indicaron que el pedido de sus bancos por una línea de financiamiento de liquidez de emergencia era por precaución y, en parte, vinculada a su exposición a hipotecas en francos suizos.

Es una solicitud emitida por precaución. No la necesitamos actualmente y no prevemos utilizarla , indicó una fuente de Eurobank.

National Bank, el mayor prestamista griego por activos, no tiene planes de recurrir a una línea de financiamiento de emergencia, debido a que tiene suficientes garantías para recibir financiamiento más barato del BCE si lo necesitara, dijo su portavoz.

El segundo mayor prestamista griego, Piraeus Bank, tampoco prevé que lo necesite, acotó un alto ejecutivo del banco.