El acuerdo logrado por la zona euro para abrir la vía a la continuación del apoyo financiero a Grecia y la baja de la deuda facilitarán al país pasar la página , a seis años de crisis, declaró Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia.

Por primera vez tenemos buenas noticias , dijo Tsipras, al inaugurar el consejo de ministros convocado para analizar la reunión del día anterior de los grandes financieros, en Bruselas.

El acuerdo dado al programa griego de ajuste presupuestal y de reformas abre el camino al suministro de una gran parte de préstamos de un monto total de 86,000 millones de euros prometidos en julio del 2015, destacó.

A su vez, estos fondos, de aproximadamente 5,400 millones de euros, serán en gran parte utilizados para que el Estado pague sus atrasos , al reinyectar de esta forma liquidez a una economía en problemas, afirmó.

El dirigente griego de izquierda aplaudió de nuevo ante la perspectiva de una disminución de la enorme deuda pública del país, abierta el lunes por la zona euro.

Esto crea un espacio financiero no sólo para relanzar la economía, sino para ampliar la protección social , añadió.

De igual manera, indicó que Grecia no necesita adoptar otras medidas de austeridad más allá de las ya acordadas, en su rescate para acceder a nuevos préstamos.

Grecia ya no está sola y aislada. Tiene el apoyo de fuerzas políticas y gobiernos que finalmente se dieron cuenta de que este país y su pueblo tienen el derecho de dar vuelta la página , explicó Tsipras a sus ministros.

Los ministros de Finanzas de la zona euro ofrecieron, el lunes, garantizar un alivio de la deuda a Grecia, dándole mayores periodos de gracia y de vencimiento de bonos desde el 2018 si el país cumple todas las reformas acordadas en su último rescate.

La oferta, que será negociada en detalle por los viceministros de Finanzas para el 24 de mayo, parece ser un compromiso entre Alemania, que no cree que Grecia necesite un alivio adicional para su deuda, y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que insiste en que sí es necesario.

El ministro de Finanzas griego, Euclid Tsakalotos, dijo tras la reunión en Bruselas que el acuerdo facilitará el desembolso de más fondos del rescate a Atenas, ayudándole a cubrir repagos de deuda que vencen en junio y julio.

Los ministros de Finanzas de la zona euro también comenzaron negociaciones sobre cómo hacer manejables los costos de la deuda griega. La deuda alcanza 180% de su Producto Interno Bruto, un nivel considerado insostenible.

El Parlamento heleno aprobó una reforma del sistema de pensiones, que se suma a la del IVA, una reforma impositiva y ajustes en los gastos públicos.

En un comunicado, Tsipras celebró que por primera vez, las etapas necesarias para aliviar la deuda están precisadas y definen un proceso específico a corto, mediano y largo plazo .