A partir del 2020, las sociedades de inversión especializadas de fondos para el retiro (siefores) básicas que operan en México serán sustituidas por los Fondos Generacionales. Los especialistas consideran que este cambio representa una mejora a los esquemas de inversión de las afores, ampliando las posibilidades de que el trabajador se beneficie con mejores rendimientos de largo plazo al permanecer en un mismo fondo toda su vida laboral.

El nuevo régimen contempla la propuesta del Premio Nobel de Economía Robert Merton de maximizar el monto de la pensión a que puede aspirar el trabajador, por lo que México será el primer país en América Latina que adopta este enfoque, colocándolo a la vanguardia.

Estados Unidos, Hong Kong, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda son algunas de las naciones que ya han implementado la estrategia de portafolios generacionales desde hace varios años con resultados positivos.

Actualmente, los trabajadores están divididos por grupos de edad en cinco siefores básicas. A cada Siefore Básica le correspondía una estrategia distinta, que tenía como horizonte de inversión el tiempo que el trabajador permanecía en ella.

Ahora, los ahorradores permanecerán en un fondo generacional durante toda su vida laboral. Al no tener que cambiar los ahorros a otro fondo cada cierto tiempo, la estrategia se puede ajustar de manera más continua y tomar decisiones que beneficien al trabajador en un plazo más largo. Estas estrategias de inversión se basan en la edad del trabajador, su trayectoria laboral y el tiempo que le falta para su retiro, buscando los mayores rendimientos posibles.

El cambio no representa ningún riesgo para el ahorro, ya que los recursos siguen invertidos, sólo que ahora las decisiones de inversión seguirán nuevas estrategias en busca de entregar un mayor rendimiento.

Ventajas

Con los fondos generacionales, la afore tomará decisiones para invertir su ahorro pensando en su edad, su trayectoria laboral y en el tiempo que aún le falta para retirarse. El cambio tiene como objetivo buscar rendimientos más altos en el largo plazo para hacer crecer el ahorro.

Al estar todo el tiempo en la misma siefore generacional, será más fácil dar seguimiento al ahorro y beneficiarse de inversiones muy rentables y que durarán muchos años.

¿Hay riesgo?

Según especialistas, el cambio no representa un riesgo para el ahorro de los trabajadores y sí amplía las posibilidades de que las afores puedan ofrecer rendimientos superiores a los que ya han registrado.

Las inversiones seguirán sujetas a las disposiciones legales y a la estricta supervisión de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

La responsabilidad de las administradoras de fondos para el retiro es diseñar una estrategia de inversión de largo plazo que se adecue a la evolución del perfil de riesgo-rendimiento de los trabajadores durante su vida laboral, asegurándose de que las decisiones siempre busquen el beneficio del trabajador, respetando lo dispuesto por la ley.

Modelos a la vanguardia

Siefores básicas

  • Estrategias con rangos de edad muy amplios
  • No se enfoca en la tasa de remplazo
  • Cambios pronunciados en la estrategia de inversión
  • Trabajador no recibe los beneficios de proyectos de inversión con horizontes amplios de madurez, como, por ejemplo, los administrados por los CKDs
  • El trabajador cambia de siefore
  • No hay una referencia a superar

Fondos generacionales

  • Estrategias focalizadas por generación
  • Objetivo de maximizar la pensión esperada
  • Suaviza la transición de la estrategia de inversión
  • Fomenta inversión de largo plazo y permite al afiliado
  • Recibir los beneficios de proyectos con horizontes amplios
  • Siefore modifica su estrategia de inversión en el tiempo
  • Establece referencia clara a superar

¿En que consistirá la transición?

a) Gestionar los recursos en 10 Fondos generacionales

b) 1 Fondo básico Inicial

c) 8 Fondos básicos generacionales con grupos quinquenales de edad

d) 1 Fondo básico de pensiones

[email protected]