Las organizaciones pertenecientes a la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE) dedicadas a otorgar crédito automotriz abarcarían al cierre de este año 60% de todas las ventas financiadas por los intermediarios del país en este rubro, incluidos bancos, explicó Andrés de la Parra, vicepresidente del Comité Automotriz del organismo.

En entrevista, De la Parra indicó que este porcentaje se deriva del crecimiento, en el último año, de la colocación de créditos automotrices que han tenido las nueve financieras pertenecientes a la AMFE y que superan a la que ha tenido la banca comercial.

Somos financieras cautivas (las pertenecientes a la AMFE), de marca, hemos tenido un crecimiento importante de casi 28%, año contra año, en colocación de créditos. Esto es significativamente más alto que lo que tiene la banca, cuyo ritmo de crecimiento es menor, cercano a 20% , indicó De la Parra.

El directivo detalló que los buenos resultados de las financieras automotrices pertenecientes a la asociación se derivan del dinamismo en las ventas de autos nuevos y la mayor participación de ventas a través de las financieras cautivas, es decir, aquellas que tienen el nombre de la marca de la automotriz.

De acuerdo con la calificadora Fitch Ratings, las financieras cautivas dominan el financiamiento a vehículos debido a que se benefician de los subsidios que reciben de las compañías fabricantes a las que pertenecen y de otras sinergias operativas.

Las financieras automotrices cautivas históricamente han contribuido en el mercado de préstamos para automóviles en México con cerca de la mitad del total; pero en los últimos cinco años la proporción ha crecido , informó la calificadora en un análisis.

A pesar de que Fitch Ratings prevé que se detonarán los acuerdos comerciales entre financieras no cautivas y nuevos participantes del sector automotriz con el fin de quitar participación a las entidades de marca, De la Parra explicó que las organizaciones asociadas a la AMFE podrían incrementar su participación en el 2016.

En la AMFE participamos nueve financieras automotrices y la expectativa es que, si este año alcanzáramos 60% de las ventas financiadas, subiremos a cerca de 63% en el 2016. Esto va a incrementarse en volumen de contratos otorgados, no sólo por el incremento de participación, sino también porque creemos que va a aumentar la venta de autos , detalló De la Parra.

El directivo de la Asociación acotó que el comportamiento del financiamiento automotriz depende de cada zona del país. Por ejemplo, vemos una transformación en zonas urbanas de su parque vehicular de transporte público; en ciudades medias estamos viendo (la compra) de vehículos de carga ligera , dijo.

Cada región del país agregó De la Parra tiene un comportamiento distinto, (el financiamiento) se va comportando diferente en cada región del país, pero en (el territorio) general hay más apetito, por un lado del crédito y por otro en las ventas.

Para De la Parra, este buen momento que viven las asociadas a la AMFE en cuestión de crédito automotriz se debe a la inversión que ha llegado con la apertura de nuevas plantas automotrices que han potencializado la producción.

Esto refuerza y da confianza al consumidor final de poder renovar al parque vehicular. Tenemos muchos clientes en los diferentes sectores que ven oportuno tomar autos mexicanos, ya sea nuevos o usados. Se ha reducido el tema de los autos chocolates y ya hay alternativas para financiar autos usados de mayor antigüedad , finalizó.

Las entidades pertenecientes a la AMFE dedicadas al crédito automotriz son: GM Financial México, BMW Financial Services de México, CF Credit Services, Ford Credit de México, Financiera Insurgentes, In Credit & Leasing, NR Finance, Toyota Financial Services México y Yamaha Motor de México.