A través de su modelo de negocio (microcréditos grupales), el grupo financiero Gentera ha acercado productos y servicios financieros a la base de la pirámide, sector tradicionalmente desatendido por la banca. Sin embargo, esta institución está consciente de que el reto aún es enorme en lo que a inclusión financiera se refiere.

Hay una necesidad muy grande de desarrollar nuevos modelos de negocio, nuevas compañías, porque hay una necesidad de productos financieros en el país y en toda la región de América Latina , afirma Patricio Díez, director de finanzas de Gentera.

Gentera opera en México a través de Compartamos Banco, pero también ofrece servicios financieros en Perú y Guatemala. Al cierre del primer semestre del 2016, atendía a más de 3.3 millones de clientes no sólo con microcréditos, sino también con seguros y otros servicios.

En entrevista, el directivo destaca que hoy el tema de la inclusión financiera en el país ya es un esfuerzo más coordinado.

Apenas a inicios de junio pasado se presentó, por parte del gobierno federal, la Política Nacional de Inclusión Financiera (PNIF), con la que se pretende, entre otras cosas, llevar productos y servicios donde hoy no los hay, que es principalmente en las zonas rurales del país.

Gentera, a la luz de estas políticas, lo que buscará es estar apegado a las mismas, ser una empresa responsable, transparente y regulada, que rinda cuentas, que esté cercana a las necesidades del segmento y que busque hacia adelante y dentro del grupo, temas de innovación, inversión en nuevos productos, nuevas tecnologías. Es parte de lo que veremos en los siguientes años cuando hablemos del grupo a la luz del reto enorme que tenemos de inclusión , dice.

Ejemplo de lo que ha hecho Gentera en materia de inclusión, además de otorgar microcréditos grupales principalmente a mujeres es ofrecer diversas operaciones financieras a través de su red de corresponsales bancarios denominada Yastás, que hoy ya cuenta con 2,000 puntos y en la que en el segundo trimestre del 2016 se realizaron más de 1.3 millones de transacciones.

(Estas cifras) hacen notar que hay una necesidad para que se dé la inclusión de canales convenientes a bajo costo y Yastás satisface esta necesidad. (Aquí se puede) retirar efectivo, cobrar y pagar créditos, hacer depósitos, cobrar remesas, pagar servicios como la luz, el teléfono, realizar compras de tiempo aire, pagar diferentes servicios. Lo que buscamos es tener un modelo de atención a clientes que les ayude a satisfacer sus necesidades financieras, pero también complementar la oferta , expone Díez.

El directivo de Gentera precisa que hoy su red de corresponsales ya opera en todo el país, pero principalmente en estados como Puebla, Veracruz, Chiapas y Oaxaca, entidades tradicionalmente desatendidas por otros bancos.

Prevé segundo semestre exitosos, pese a volatilidad

En la primera mitad del año, Gentera ganó casi 2,000 millones de pesos, casi 40% más que en el mismo periodo del 2015.

Patricio Diez confía en que, pese a la volatilidad económica global, el resultado del segundo semestre sea tan exitoso como el primero.

La segunda mitad del año es cuando hay una mayor actividad económica, nuestros clientes son microempresarios, y la actividad económica en temporadas decembrinas cobra un mayor dinamismo. Sí habrá volatilidad, el tipo de cambio podrá estar fluctuando, pero la gestión financiera del grupo siempre ha sido muy prudente, entonces a pesar de los retos macroeconómicos tenemos poca exposición , indica.

[email protected]