El Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) elogió el buen manejo que tienen las empresas no financieras en su endeudamiento en moneda extranjera.

En su vigésima cuarta sesión ordinaria, el CESF concluyó que, salvo casos muy específicos, las empresas con endeudamientos en moneda extranjera han cumplido con sus obligaciones y manejado sus riesgos de manera prudente, con base en datos del primer trimestre.

Aunado a lo anterior, los miembros del consejo destacaron los desafíos que los bajos precios del petróleo y la disminución en la plataforma petrolera han representado para las finanzas públicas y para las cuentas externas del país.

Por ello, revisaron la situación de los proveedores de Pemex y sus posibles efectos sobre el sistema financiero, donde reconocieron que si bien algunos bancos tienen exposiciones relevantes, éstos se encuentran bien capitalizados y con niveles adecuados de liquidez.

Mencionaron la importancia de las medidas de ajuste al gasto que se han implementado durante el año, así como lo establecido en los Precriterios de Política Económica 2016, lo que implica que se observará un superávit primario en las finanzas públicas a partir del 2017, lo cual no sucedía desde el 2009.

Consideraron como adecuadas y oportunas las medidas tomadas por la autoridad hacendaria y Pemex, al tiempo que reconocieron que dichas medidas no sólo contribuirán a mejorar la situación de liquidez de los proveedores, sino también a reactivar la economía en las entidades federativas donde la actividad económica predominante es la petrolera.

No obstante, los miembros del consejo advirtieron que ante el entorno complejo es indispensable seguir con políticas macroeconómicas prudentes que permitan mantener finanzas públicas sanas y cuentas externas sostenibles.