Si bien es positivo y justificable que se incremente la edad de retiro como evaluará hacerlo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, expertos en pensiones consideran que primero se debe arreglar la fragmentación en la que se encuentra el sistema, pues es ine- quitativo y algunos esquemas son insostenibles.

“La edad de retiro se debe ir ajustando conforme crezca la esperanza de vida. Por un lado me parece una buena medida para que este gasto en la pensión universal no sea tan oneroso; sin embargo, no se puede decir que es una solución al gasto en pensiones o una reforma al sistema pensionario”, explicó Alejandra Macías, coordinadora de pensiones del Centro de Investigación Económica Presupuestaria.

Indicó que aumentar la edad de retiro puede quitar un poco de carga fiscal al gobierno federal, pero todo lo que se ha venido arrastrando en pensiones no se va a disminuir con sólo subir la edad de retiro, porque 90% del gasto en pensiones que se hace actualmente es para personas que ya lo están recibiendo.

A su parecer, lo primero que se tiene que discutir es qué se va a hacer con las pensiones de contribución definida que todavía se seguirán pagando y que son las más caras, así como fortalecer el sistema de cuentas individuales, y qué hacer con las pensiones de personas que nunca cotizaron en el sistema.

“Ésos son los tres temas principales y todos tienen soluciones completamente distintas. No puedes hablar de una reforma en pensiones y aumentar la edad para los tres rubros, tienes que ser muy específico en qué vas a hacer en cada uno y que sea financieramente sostenible”.

Subir edad de retiro de manera gradual

Gerardo López, experto en pensiones de la Universidad Panamericana, comentó que en la reforma en pensiones se deben establecer reglas acerca del efecto transitorio, es decir, a partir de qué generaciones se aplicará la nueva edad de retiro, de tal manera que los cambios no sean inmediatos ni de tajo para quienes están a punto de pensionarse.

“En las reformas se debe establecer un mecanismo transitorio que vaya incrementando poco a poco los años de retiro hasta después de algún periodo para llegar a los 68 años, o incluso un poquito más. Se deben explicar a la población las circunstancias porque cada vez aumenta la esperanza de vida”.

López agregó que la reforma también debe venir acompañada de un programa de apoyo al trabajo de adultos mayores, donde el gobierno federal fomente la contratación de estas personas a través de incentivos económicos.

“Se pueden establecer incentivos fiscales o de seguridad social para las empresas, de tal manera que consideren benéfico contratar a personas que están a punto de retirarse y que se les den sueldos adecuados y no el mínimo”.

Cierre de caja en pensiones

Gustavo Leal, experto en pensiones de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), consideró que primero se debe hacer un corte de caja de lo que se tiene en el sistema de pensiones, y empezar a crear un grupo de expertos para que haga la evaluación integral del Sistema de Ahorro para el Retiro.

“Un corte de caja es indispensable porque se necesita sacar el saldo de cuánto nos han costado las reformas del IMSS, ISSSTE, Pemex, CFE y de la banca de desarrollo. Con Videgaray se convocó para hacer el grupo, pero no se instaló la comisión”.

Mencionó que la reforma en pensiones se debe empezar a discutir desde que comience la siguiente administración, pues elevar sólo la edad de retiro podría implicar un problema también para los jóvenes, quienes tendrían más complicaciones en incursionar al mercado laboral.

“Elevar la edad de retiro implica que los jóvenes van a tardar más en entrar al mercado laboral, por ello no puedes sólo incrementar la edad sin ajustar una nueva caja que no tuviera capitalización, sino que fuera previsiblemente solidaria”.

IMEF presentará reforma en pensiones

Mañana el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) presentará una reforma al sistema de pensiones, la cual busca que se tenga un sistema más homogéneo, dijo Fernando López Macari.

Destacó que elevar la edad promedio de retiro es uno de los factores que puede ayudar al sistema de pensiones; no obstante, sólo sería algo que resolvería un problema de forma y no de fondo.

“Lo que nosotros buscamos es una reforma que resuelva el problema de fondo. Por ejemplo, un camillero del IMSS se jubilará con una pensión doble a la que recibe un camillero de un hospital privado, ¿por qué?, porque el sistema de pensiones que protege al trabajador del IMSS es diferente, por lo que buscamos homologar el sistema”.

[email protected]