Aunque la discusión del cobro de comisiones en los servicios financieros se ha centrado en los bancos, los intermediarios no bancarios del país piden ser partícipes en dicho análisis, pues aseguran que también les impactaría cualquier decisión que se tome al respecto.

De acuerdo con los representantes de estos intermediarios, el tema de las comisiones debe de alinearse a las condiciones del mercado y de competencia que existe entre los diferentes oferentes de servicios financieros en el país y no por decreto, tal y como se ha propuesto por el poder legislativo.

“Los precios no los pone la regulación sino el mercado, la autoridad reguladora está para hacer transparente el mercado, crear eficiencias y que sea un mercado ordenado, (pero) si por ley se quieren fijar precios, se acaba desincentivando la inversión. Es un tema que se tiene que dialogar con nosotros y ver dónde hay margen de actuación”, explicó Guillermo Colín, presidente de la Asociación Mexicana de Sociedades Financieras Populares (Amsofipo).

Para Carlos Provencio, consejero delegado de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE), en el marco de esta discusión se debe de entender que los mercados no funcionan por decretos y en caso de que se haga tal y como se plantea, se pueden tener otras consecuencias.

“Los mercados no funcionan por decreto y eventualmente decisiones que fijan precios de manera arbitraria tienen como consecuencia modificaciones de precio en otras áreas, y esos cambios muchas veces resultan peores”, explicó el representante de la AMFE, que asocia a 38 sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes).

El mes pasado, senadores de Morena presentaron una iniciativa que prohíbe el cobro de ciertas comisiones en servicios financieros con el argumento de hacer más justa e igualitaria la relación entre ciudadanos y banca.

Dicha iniciativa pretende reformar la Ley de Instituciones de Crédito y la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, la cual regula no sólo a bancos sino a otros intermediarios como sofipos, sofomes, cooperativas de ahorro y préstamo, entre otros.

Al respecto, los representantes de dichas asociaciones indicaron que se les debe de tomar en cuenta para cualquier análisis al respecto, pues de acuerdo con la naturaleza de cada intermediario se fijan ciertas comisiones.

“En el sector de sofipos hay instituciones que no tienen comisiones, no es la principal fuente de ingreso del margen de las sofipos, pero sin lugar a duda pedimos que nos sentemos a platicar, ver de qué forma se pueden hacer esos cambios y sin afectar este trabajo con el sector”, detalló Miriam Chávez, directora general de la Amsofipo.

Se debe de cuidar el balance

Provencio Muñoz acotó que los intermediarios financieros no bancarios también son clientes de los bancos, pues requieren de cuentas para que les liquiden los créditos que ellos otorgan.

En este sentido, el representante de la AMFE expresó que en el marco de dicha discusión, se debe de tomar en cuenta también este factor, con el fin de cuidar el balance de las instituciones involucradas.

“Obviamente tendría que haber una discusión que genere un nuevo balance entre las instituciones. Independientemente de que (las sofomes) no captamos, obviamente hay costos por tener cuentas concentradoras donde se pagan los créditos de nuestros acreditados y esas cuentas claramente los bancos nos las cobran, no son gratis, por lo que debe de haber un balance de comisiones”, expuso Provencio Muñoz.

Explicó que se debe de analizar qué tan eficiente es la infraestructura bancaria y si ésta corresponde a las comisiones que cobran los bancos, de lo contrario sí tendría que haber una revisión al respecto.

“El argumento de que la banca provee una infraestructura es correcto y obviamente hay un costo por ello, pero el punto es si ese costo está reflejado en las comisiones, si la industria ha mejorado o las comisiones se han quedado rezagadas, pues todos los medios de infraestructura han bajado, por ahí debería de ir la discusión”, manifestó el representante de la AMFE.