Ante la dificultad que todavía tienen algunas personas para cobrar los apoyos que reciben del gobierno federal, vía el Banco del Ahorro Nacional de Servicios Financieros (Bansefi), este organismo está por cerrar una alianza con la marca Oxxo para establecer esquemas de corresponsalía, con el cual alcanzaría 22,000 puntos de atención, cifra superior a los 5,000 con los que cuenta en la actualidad, y así facilitar la dispersión, además de ofrecer servicios financieros.

Virgilio Andrade Martínez, director general del Bansefi, reconoció que es una realidad que todavía no se tiene la infraestructura para brindar servicios financieros y dispersar de manera electrónica los recursos de programas sociales a muchas personas que se encuentran en comunidades alejadas, por lo que el banco realiza alrededor de 300 operativos al día para llevar en efectivo dichos apoyos de esquemas como Prospera, Apoyo a Jefas de Familia o de Adultos Mayores.

“Esta dispersión implica hacer 300 operativos diarios en 12,000 localidades para atender a personas de 114,000 localidades de las 300,000 que integran nuestro país (...) Esto hace que hagamos la labor de un cajero, porque en esas localidades no existen”, explicó el funcionario.

“En 1,632 municipios —añadió— hay algún servicio financiero, lo cual implica que faltan 1,826 por atender (...) Se hace un esfuerzo para la dispersión de programas sociales, donde Bansefi hace la función de un cajero; las personas tienen una cuenta bancaria, pero no tienen dónde utilizar mecanismos electrónicos”.

El director del Bansefi destacó que, en este contexto, el banco de desarrollo ha realizado diversas alianzas para ampliar su capacidad operativa y así evitar el uso del efectivo para la dispersión de estos apoyos, por ejemplo, con Telecomm así como con las tiendas Diconsa, la red de corresponsales Yastás, de Banco Compartamos y con las entidades de ahorro y crédito popular.

Con toda estas alianzas, Bansefi alcanza actualmente 5,000 puntos de atención, de los cuales 426 son sucursales propias y el resto son puntos que forman parte de la infraestructura derivada de los convenios que ha realizado; sin embargo, esta red se podría ampliar a 22,000 puntos de acceso, con la alianza que está por concretarse con la marca Oxxo.

“Oxxo sería una parte importante, ahorita tenemos 5,000 puntos de acceso y podríamos llegar hasta 22,000 con la participación de Oxxo”, expuso en entrevista el funcionario.

Plataforma para el bienestar

De acuerdo con lo dicho por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el Bansefi, que se convertiría en el Banco del Bienestar, sería ocupado para potencializar todos los apoyos sociales de su gobierno, por lo que se crearían más de 2,000 sucursales y se apoyaría en entidades bancarias, como Banorte y Banco Azteca.

Según cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, estos dos bancos suman 2,950 sucursales, de las cuales 1,146 son de Banorte y 1,804 de Banco Azteca; tan sólo Oxxo alcanza los 17,000 puntos de acceso.

Para Andrade Martínez, es positivo que el próximo gobierno considere al Bansefi como un brazo de importancia para dispersar los apoyos gubernamentales; sin embargo, todavía hay retos que se han trabajado en la actual administración y dicho trabajo se tendrá que continuar con López Obrador.

“Los retos consisten fundamentalmente en convertir la dispersión gubernamental que se hace en efectivo a transacciones electrónicas, comentó Andrade, y enfatizó que en esta administración se ha trabajado para dejar una plataforma en el banco que sirva para la dispersión de los recursos: Bansefi está listo para enrolar a las personas a los servicios financieros en virtud de su experiencia, listo para hacer dispersiones de programas masivamente”.