“Creo que nos alcanzó el futuro”, así calificó Adalberto Palma, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a la solicitud formal de las empresas de tecnología financiera, como Fintech, para operar en el país.

El pasado 25 de septiembre venció el plazo para que las Fintech presentarán su solicitud a la CNBV para operar, de manera formal, en México. De acuerdo con datos de la supervisora, sólo 85 de estas empresas registraron su solicitud.

De estas empresas, 60 solicitaron autorización para operar como instituciones de fondos de pago electrónico, mientras que 25 como instituciones de financiamiento colectivo, conocidas como las plataformas de crowdfunding.

“Me da gusto que haya fintechs que estén modernizando el sector y que haya gente que decidió disciplinarse y entrar en este proceso. ¿Son pocas? No lo sé, pero lo que sí se es que es un esfuerzo muy importante de la gente que ya estaba y me da mucho gusto que hayan decidido hacer las cosas bien”, declaró a medios el presidente de la CNBV al término de un evento.

El radar de Finnovista sobre fintechs identificaba a cerca de 400 de estas empresas en el país; sin embargo, sólo 200 de éstas encajaban en la regulación. Las 85 fintechs que presentaron su solicitud en tiempo y forma podrán continuar con sus actividades hasta que su solicitud sea resuelta.

El tiempo para que la CNBV les dé respuesta sobre su autorización será de 90 a 180 días.

Aquellas fintechs que no presentaron su solicitud de autorización “deberán abstenerse” de seguir con la actividad o de celebrar nuevas operaciones y deberán realizar únicamente los actos tendientes a la conclusión o cesión de las operaciones existentes.

De no hacer lo anterior, estas personas podrían estar sujetas a las sanciones penales y administrativas que marca la ley.

En tanto, las personas interesadas en constituir sociedades de nueva creación podrán iniciar su proceso de autorización ante la CNBV en cualquier momento y realizar las actividades correspondientes a una Fintech una vez obtenida la autorización.

“Estamos listos para recibir a los que quieran entrar. El plazo que se venció era para que, los que no se registraron, no pudieran seguir actuando, pero eso no quiere decir que no puedan entrar más”, acotó Adalberto Palma.