El dinero en efectivo fue desbancado como principal medio de pago durante la pandemia de Covid-19 por los españoles, que en su lugar optaron por pagar con tarjeta de débito el año pasado, según una encuesta publicada este lunes por el Banco de España.

En 2020, el 54.1% de los españoles prefirió utilizar las tarjetas de débito como primera opción de pago, frente al 35.9% que optó por pagar en efectivo.

Sin embargo, el uso del efectivo aumentó hasta el 37.5% en las poblaciones españolas de menos de 100,000 habitantes.

El Banco de España señala en su encuesta que el descenso global de la preferencia por el efectivo viene mostrando una tendencia sostenida desde 2014, cuando casi el 80% de los encuestados lo convertía en su primera opción.

Sin embargo, el efectivo sigue siendo el medio de pago más utilizado en los grupos de edad más jóvenes y mayores, dijo el banco central español.

Las tarjetas de débito son el medio de pago preferido por el 64.8% de los comercios, mientras que el 26.4% de las pequeñas empresas sigue optando por el efectivo, frente al 36.2% de 2019.

El sondeo se produce pocos días después de que el Banco Central Europeo diera un primer paso hacia el lanzamiento de una versión digital del euro, en el marco de un impulso global para satisfacer la creciente demanda de medios de pago electrónicos, aunque también para hacer frente a un auge de las criptodivisas.