En enero de este año, el saldo de la cartera de crédito vigente al sector privado de la banca comercial fue de 4 billones 440,900 millones de pesos, cifra que implicó una expansión anual de 5.5%, informó el Banco de México (Banxico).

Señala que, al interior, el saldo del crédito al consumo implicó un aumento de 1.8%; el crédito para la vivienda creció 5.0%; para las empresas no financieras y personas físicas con actividad empresarial se elevó 6.9%, y el otorgado a intermediarios financieros no bancarios avanzó 10.3 por ciento.

Por otra parte, indica que el saldo del financiamiento otorgado por la banca comercial, en el primer mes del 2019, se ubicó en 6.6 billones de pesos, lo que significó un decremento de 0.9% en términos reales en comparación con el mismo mes del año pasado.

En el informe de Agregados Monetarios y Actividad Financiera en enero del 2019, detalla que, al interior de ese segmento, el financiamiento otorgado al sector privado, que constituye 70.1% del total, fue de 4.6 billones, con un aumento de 5.2 por ciento.

En tanto, el financiamiento destinado al sector público federal, que representa el 19.2% del monto global, fue de 1.2 billones de pesos, lo que implicó una variación negativa de 8.0%, y el otorgado a estados y municipios, con una participación de 4.9%, resultó de 326,800 millones de pesos, con una reducción de 11.1 por ciento.

El Banxico destaca que el saldo del financiamiento a otros sectores, que comprende el financiamiento al Instituto para la Protección al Ahorro Bancario y al Fondo Nacional de Infraestructura, y que conforma 5.8% del total, se ubicó en 385,900 millones de pesos, reduciéndose en 22.6 por ciento.

En tanto, el financiamiento otorgado por la banca de desarrollo en el primer mes del año registro un incremento de 2.9%, debido al financiamiento al sector privado, con un aumento de 8.0%, mientras que el destinado a estados y municipios reportó una expansión de 12.7 por ciento.

Al cierre de enero del 2019, la base monetaria se ubicó en 1.6 billones de pesos, lo que implicó una variación de 3.6%; el saldo del agregado monetario M1 fue de 4.3 billones de pesos, al expandirse 2.1 por ciento.