Para la Reserva Federal (Fed) este puede ser el año en el que suban las tasas de interés, pues la economía estadounidense muestra una clara recuperación, pero Bill Gross, uno de los inversionistas más escuchados no opina lo mismo y dice que sería un reto.

Las discusiones al interior de la Fed en torno al alza de las tasas de interés se realizarían de acuerdo a lo previsto, cerca de mediados de este año, dijo John Williams, presidente de la Fed de San Francisco, al cierre de la conferencia anual de la American Economic Association en Boston.

Mi punto de vista, que he expresado previamente en el pasado, es que mediados de 2015 es una conjetura razonable sobre cuándo creo que estaremos más cerca de discutir si deberíamos subir ya (las tasas) o esperar un poco más , dijo Williams a periodistas.

Williams dijo que la economía estadounidense ha mostrado algunos signos muy alentadores en los últimos trimestres. El más reciente, destacó, ha sido la rápida disminución de los precios de la energía, que calificó esto como una gran ventaja .

Podría No Ser Este Año

Elevar las tasas este año podría constituir un desafío para la Fed si el crecimiento global sigue siendo flojo y la inflación tenue, dijo Bill Gross, uno de los inversionistas en bonos soberanos de mayor prestigio en el mercado.

Con el dólar apreciándose y los precios del petróleo en baja, incluso es difícil ver a la Fed subiendo las tasas de corto plazo antes de fines del 2015, en todo caso , dijo Gross, supervisor del fondo de bonos Janus Global, en una serie de comentarios sobre inversión publicados online por Janus Capital Group.

Ante los problemas que atraviesan las economías globales, va a ser muy difícil para la Fed, como el principal banco central de la moneda de reserva global, elevar las tasas de interés a niveles históricos , aseguró.

Eso podría mantener a la principal tasa de interés de la Fed limitada a alrededor de 1 a 2%, señaló Gross, manteniendo los rendimientos de los bonos referenciales del Tesoro a 10 años no lejos de los rendimientos actuales aparentemente ridículos .

Las tasas de interés en casi todas las economías desarrolladas seguirán cerca de cero, también , agregó Gross.

La Reserva Federal no ha subido su tasa de interés referencial desde el 2006, recortando en cambio hasta llevar a cerca de cero para impulsar el crecimiento en la mayor economía mundial durante la crisis financiera.