Hasta hoy, pese al crecimiento de hasta cuatro veces del crédito bancario respecto a lo que crece la economía, la cartera de la banca no se ha deteriorado, e incluso la cartera vencida ha mostrado una tendencia a la baja. Al cierre de mayo se ubicaba en 2.19%, según datos recientes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Marcos Martínez, presidente de la ABM, refiere que la experiencia de la banca mexicana en sus ciclos históricos es que cuando el crédito crece más de 20% en un periodo largo, se acaba en una crisis.

(Pero) cuando creces a estos ritmos (de entre 12 y 14%) parece que se puede lograr y, sobre todo, con la sofisticación, reglas y cultura del crédito que tiene la banca mexicana, que son muy profundas, que nos ha costado mucho aprenderlas, pero finalmente aquí está el resultado , afirma.

Gabriel Casillas, economista de Banorte, agrega que niveles así no podrían sostenerse en el tiempo en países desarrollados que ya tienen un alto nivel de bancarización, pero en países en vías de desarrollo, como México, hay más margen de maniobra. La bancarización es baja, y te permite que esa relación sea sostenible en el tiempo .

En este sentido, el especialista destaca que hasta el momento no hay un riesgo por el crecimiento del crédito de doble dígito en México, cuando la economía crece en promedio apenas 2 por ciento.

Mínimos históricos del Imor

Hay que ver también cómo se está comportando el Índice de Morosidad (Imor), en mínimos históricos. En la medida en que no empiece a crecer de forma alarmante, y no veamos que las políticas de créditos empiecen a relajarse demasiado, es totalmente sano, más en un país que necesita tanto crédito , explica el especialista.

Sergio Luna, director de Estudios Económicos de Citibanamex, coincide en que hasta ahora este ritmo de crecimiento del crédito bancario ha sido sostenible, pues no ha habido deterioro de la cartera.

Algo muy importante a seguir no es la tasa de expansión, sino la sustentabilidad de esas expansiones, para evitar que te metas a una eventual crisis financiera. Esas lecciones las hemos aprendido todos, y aquí lo que ha sido interesante es que esa razón de crecimiento del crédito con el crecimiento de la economía ha sido superior y que sin embargo, sin que veamos hasta la fecha deterioros importantes en la calidad de la cartera, sin ver aumento en la tasa de morosidad .

No obstante, aclara que ello no implica que no haya que vigilarse de forma constante cómo va la calidad crediticia. Ésa siempre hay que vigilarla , dice.

A mayo pasado, de acuerdo con información de la CNBV, la morosidad de la cartera de la banca se ubicó en 2.19, una ligera alza respecto a un mes previo. Pequeños aumentos se dieron, sobre todo, en los productos de crédito al consumo como tarjetas de crédito, financiamientos personales y de nómina.