A pesar de que es una de las entidades más sólidas del sector de cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), y de que, en consecuencia, podría afrontar de mejor manera el rescate a una entidad de esta figura, Caja Popular Mexicana (CPM) no prevé en el corto plazo absorber a alguna institución que no haya logrado el aval de la autoridad para continuar operaciones.

En entrevista, Juan Pablo de León, vocero de CPM, indicó que en este proceso de consolidación del sector de socaps, el cual prevé que sólo operen las que tengan el aval de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), la cooperativa más grande del sector no tiene en el radar a alguna entidad de esta figura para absorberla.

Por el momento, Caja Popular Mexicana está avocada en sus socios (...) Por ahora estamos centrados en nuestros socios, es un gran reto servirles a ellos, eso nos ayuda siempre a mejorar , explicó el vocero.

De León indicó que aunque Caja Popular Mexicana no tiene previsto rescatar a alguna otra socap, la entidad no se cierra a la posibilidad de analizar posibles rescates; sin embargo, no es una prioridad por el momento: Estamos abiertos a dialogar, pero por ahora no hay nada en el corto o en el mediano plazo .

La CPM es una de las pocas organizaciones que ha rescatado a cooperativas en el pasado: en el 2013, la entidad absorbió a las socaps Crescencio A. Cruz y Gerardo Green, que operaban en el sureste mexicano y que en su conjunto concentraban a cerca de 30,000 socios que conservaron la totalidad de sus ahorros gracias a este proceso.

Cuando una socap absorbe a otra entidad de esta figura, el fideicomiso de apoyo al sector, Fipago, desembolsa recursos para que la entidad que rescata no tenga un perjuicio en sus finanzas.

Pese a esto, en el rescate de las socaps Crescencio A. Cruz y Gerardo Green, CPM tuvo dificultades para recibir 70 millones de pesos del Fipago; sin embargo, dicho problema fue resuelto con el paso del tiempo.

Caja Popular Mexicana es una socap que atiende a 2 millones de socios y cuenta con activos por poco más de 32,000 millones de pesos; es decir, 32.4% del total del sector, lo que la convierte en la cooperativa de ahorro y préstamo más grande del país.

Las que tienen que salir ?del sistema financiero

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existen 34 socaps en el país que tienen que apegarse a un proceso de consolidación, es decir, que no cubrieron los requisitos para su autorización, por lo que deben de optar por un mecanismo de salida ordenada. Estas entidades atienden a casi 220,589 socios.

Los mecanismos disponibles para una salida ordenada de este tipo de entidades son pago directo a ahorradores hasta por un monto de 167,930 pesos; apegarse a un esquema de cesión de activos y pasivos, o fusionarse con otra socap; en estas dos últimas opciones los ahorros de los socios se mantienen íntegros.

En la actualidad, existen 148 socaps autorizadas para operar y atienden a 5 millones 557,000 personas. Estas entidades ofrecen un seguro de depósito a sus socios hasta por 25,000 Udis (133,000 pesos).

[email protected]