Ante el poco interés que pueden tener las nuevas generaciones en el modelo cooperativista, la sociedad cooperativa de ahorro y préstamo Caja Popular Mexicana (CPM) anunció el lanzamiento de su tarjeta de débito para menores que ahorran en esta entidad con el fin de garantizar su continuidad en esta institución cuando sean mayores de edad.

El viernes, Caja Popular Mexicana anunció el lanzamiento de dicho producto, el cual está dirigido a menores de edad de entre 12 y 17 años, que cuenten con la autorización de su padre o tutor para obtenerla.

De acuerdo con la entidad, la meta a mediano plazo es cubrir las necesidades del mercado juvenil, haciendo más atractivo el hábito del ahorro para este segmento y lograr con ello su permanencia en la cooperativa al cumplir la mayoría de edad y en un futuro cumplir con lo requerido para la obtención de un financiamiento para su actividad productiva.

Según las primeras estimaciones de la socap, la cual es la más grande por número de activos y socios del sector compuesto por casi 160 entidades, se prevé la colocación de al menos 7,000 tarjetas durante los últimos tres meses de este 2018.

“Actualmente, hay un mercado potencial al interior de la cooperativa de ahorro y préstamo que cumple con las características para el uso de la tarjeta de débito junior que alcanza los 130,000 niños y jóvenes”, informaron directivos de la socap durante la presentación del producto en San Luis Potosí, en el marco del encuentro Generación #Joven 2018, el cual se enfoca en generar conciencia de la educación financiera entre la juventud.

Para tramitar esta tarjeta de débito, los interesados deberán acudir a cualquiera de las 462 sucursales de la entidad de los 26 estados donde tiene presencia CPM, siempre y cuando cuenten con la autorización de padre o tutor.

Se ajustaron a normativa

De acuerdo con la socap, para la emisión de este plástico se tuvieron que realizar ajustes en la operatividad de la organización con la finalidad de darles la opción de una tarjeta de débito a sus 130,000 niños y jóvenes ahorradores.

“Se realizaron cambios tecnológicos, de normativa, instrumentación, así como de emisión de nuevos plásticos, para poner en manos de los ahorradores que son menores de edad su primera tarjeta de débito junior con chip, la cual ha sido diseñada especialmente para ellos, logrando así reconocer la importancia de su participación y permanencia dentro de la institución, una vez alcanzada su mayoría de edad”, refirieron.

Según la entidad, dicha tarjeta será operada por Visa, por lo que se podrá utilizar para el pago en diversos establecimientos. Asimismo, contará con todas las características de seguridad de un plástico de débito tradicional: código de seguridad, chip, incorporación del holograma de paloma distintiva de la marca emisora y el número de atención telefónica.

En la actualidad, Caja Popular Mexicana cuenta con 2 millones 457,875 socios, de los cuales 340,000 son niños ahorradores y cuenta con 462 sucursales en 26 estados de la república.

Según Alfonso García Moreno, director comercial en Caja Popular Mexicana, se prevé que durante este 2018 la entidad haya colocado alrededor de 17,000 millones de pesos en financiamientos.

“Caja Popular Mexicana lograra estar cumpliendo (al cierre del 2018) 100% de nuestras metas, en cuanto a captación, colocación, ingreso de nuevos socios y el tema de rentabilidad, que es un factor importante para consolidarse financieramente”, detalló García Moreno.

Cuestionado sobre el lanzamiento de su plataforma móvil, la cual se anunció para la mitad del 2018, pero por motivos de ciberseguridad se retrasó para el 2019, García Moreno indicó que aún se trabaja para cumplir con todos los estándares requeridos por la autoridad y poder anunciarla en los meses futuros.