Para facilitar a los interesados en buscar la figura de banca múltiple o banca múltiple filial, a integrar de manera adecuada sus expedientes, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) publicó una guía en la materia.

El órgano regulador explicó que ello, es parte de los esfuerzos que se llevan a cabo, al interior de la comisión, para mejorar la eficiencia de sus procesos de atención.

La guía publicada ayer detalla que, para solicitar autorización para la organización y operación de banca múltiple, debe presentarse el proyecto, así como un escrito en el que se incluya información relativa a los accionistas, modelo o tipo de institución, razón de ser, justificación del proyecto y objetivos, conformación de la institución, estructura de capital, origen de recursos, administración y vigilancia, y plan estratégico de negocios, entre otros.

Para los que tienen la intención de operar como banca múltiple filial, debe incluirse, además, en dicho escrito, la información relativa a la institución filial, modelo o tipo de institución, e información de mercado o corporativa.

La CNBV añade que entre los requisitos legales que se piden para hacer la solicitud de de banca múltiple, están: proyecto de estatutos sociales, relación e información de accionistas, relación e información de probables consejeros, director general y principales directivos, plan general de funcionamiento de la institución, y comprobante de depósito en garantía.

Mientras que para los interesados en solicitar autorización para operar como banca múltiple filial, se agregan otros requisitos como: plan general de funcionamiento de la institución, autorizaciones o registros, información financiera, documentación legal y capacidad técnica y solvencia moral.

La CNBV añade que para ambos debe anexarse al expediente: accionistas con intención de participar en el capital social de la institución; candidatos a ocupar los cargos de consejeros, director general, y funcionarios de los dos siguientes niveles jerárquicos al de éste último y comisarios; e información que debe ser proporcionada por los accionistas directos e indirectos que tengan intención de participar con menos de 2% del capital social.