Compartir información entre todas las instituciones del ecosistema financiero mexicano, como lo prevé la Ley Fintech con el modelo de banca abierta (open banking), será benéfico para las entidades que lo componen y se podrá tener una mayor bancarización en segmentos donde algunas organizaciones prefieren no entrar, indicó Víctor Manuel Borrás Setién, fundador y director general de la sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) Bien para Bien.

En conferencia de prensa para presentar el trabajo del área de tecnología financiera (fintech) de la sofom, Borrás Setién urgió a las autoridades a emitir la reglamentación referente al open banking, el cual está contemplado en la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, especialmente para que entidades no bancarias puedan consultar estados de cuenta de las personas, los cuales se generan en los bancos.

“Acceder —añadió— a información, especialmente de los estados de cuenta que generan los bancos, es lo que estamos peleando para que se comparta lo más pronto posible”.

La Ley Fintech, promulgada en marzo del 2018, prevé que todas las entidades del sistema financiero mexicano puedan compartir, mediante Interfaces de Programación de Aplicaciones, información operativa y de sus clientes, con el fin de generar una mayor competencia entre el ecosistema.

De acuerdo con lo previsto en la normativa la información que se compartiría sería de tres tipos: datos abiertos sobre productos, sucursales o localización de cajeros automáticos, así como también datos agregados o estadísticos, los cuales están relacionados con las operaciones realizadas por o  través de las entidades financieras.

Además, las instituciones compartirían datos transaccionales, los referentes al comportamiento financiero de una persona; sin embargo, para que esto suceda, se tiene que tener el consentimiento del cliente.

La Ley Fintech pone como límite el 2020 para que la autoridad, especialmente la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, emita las reglas respecto al tema de la banca abierta.

De acuerdo con Borrás Setién, en la actualidad la sofom que dirige ya colabora con algunos bancos y el sistema tecnológico que ha desarrollado e implementado para su operatividad, prevé recibir toda la información posible de potenciales clientes provenientes de la banca, con el acceso a sus estados de cuenta.

“El sistema está preparado para que en la medida en que evolucione el open banking, podamos consultar directamente estados de cuenta de los bancos en los que los (potenciales) clientes tienen sus cuentas. El sistema está preparado, a medida que haya una mayor apertura de la banca, para que podamos acceder a sus archivos”, detalló el directivo.

Prevé colocación de 400 millones

Para este año, la sofom prevé una colocación de crédito del orden de los 400 millones de pesos, que se sumarían a los 700 millones que ha derramado desde sus inicios, en el 2014, señaló Borrás Setién.

De acuerdo con el directivo, la sofom está enfocada en otorgar crédito de liquidez, con una tasa a partir de 20%, donde se pide como garantía un inmueble. Los préstamos en su mayoría se utilizan para saldar deudas que los acreditados adquieren con otras instituciones.

“Al cierre del año, esperamos más o menos aumentar la cartera actual con una colocación de 400 millones de pesos (...) hasta la fecha hemos colocado 700 millones, en promedio tenemos 1 millón de pesos colocados por cliente”, detalló Borrás Setién, quien añadió que por compromisos con sus inversionistas, especialmente extranjeros, esta institución debe mantener una cartera vencida por debajo de 5 por ciento.