El Grupo Financiero BBVA Bancomer rechazó categóricamente que algún directivo o funcionario de esa institución haya estado en riesgo de ser arrestado por incumplir una sentencia que ordenaba cancelar cargos por más de 10,000 pesos a aplicados a la tarjeta de crédito a un cuentahabiente de ese banco.

Esta tarde diversos medios de comunicación informaron que Rodolfo Sánchez Zepeda, juez noveno de Distrito en Materia Civil, ordenó el arresto del alto ejecutivo por no dar cumplimiento a la sentencia a favor de Ofelia Bautista Magos, que exigía la cancelación de cargos no reconocidos por un monto de 10,353 pesos a su tarjeta de crédito, la cual fue reportada como perdida en julio del 2007.

En un comunicado, BBVA Bancomer aclaró que la reclamación de Bautista Magos fue atendida en tiempo y forma desde el año 2010, cuando esta institución canceló los cargos reclamados en dicha tarjeta .

De acuerdo con información de Reforma, Bancomer canceló los cargos, sin embargo la demandante no quedó conforme con el tema de los intereses, comisiones e impuestos, por lo que el 6 de noviembre del 2011 el juez ordenó a Bancomer exhibir los cálculos en los que se basó para determinarlos. Los meses pasaron y tras imponer en abril una multa a Deschamps González que también fue incumplida, el juez ordenó su arresto, refiere la información.

Según Reforma, el director general de Bancomer obtuvo el lunes una suspensión provisional contra el supuesto arresto.

Al respecto Bancomer desmintió categóricamente que funcionario alguno de esa institución haya estado en riesgo de ser arrestado y sostuvo que su departamento jurídico realizó en su momento las gestiones correspondientes para terminar con el asunto en cuestión.

Consultados por El Economista, voceros del grupo financiero reconocieron que el área jurídica del banco habría pagado 1,000 pesos el jueves pasado para promover un amparo, e insistieron que está desactivado desde hace dos años cuando se pagaron a la parte demandante 10,300 pesos.