La recuperación de la economía, un ambicioso proyecto de vacunación y la reapertura gradual de las escuelas, derivarán en un crecimiento en la demanda de crédito en los próximos meses, más específicamente durante el segundo semestre del año, estimó Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Si bien recordó que desde el 2020 la colocación de crédito de parte de la banca ha mostrado contracción, “hacia adelante lo que veremos es, a partir de las buenas señales que estamos viendo en la actividad económica, por supuesto regional y dispar, pero seguramente veremos un crecimiento que empiece a repuntar particularmente a partir del segundo semestre de este año”.

En videoconferencia con motivo de la reunión del comité de asociados, estimó que esta mayor demanda de crédito esperada, sería para todos los segmentos, y en el caso del consumo, se dará en función del crecimiento económico, el cual a su vez se dará en función del proceso de vacunación.

Refirió que, de acuerdo con una reunión que sostuvieron con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, hay un proyecto muy ambicioso de vacunación para los próximos meses. “Hay datos alentadores, y esto se verá directamente relacionado con el crecimiento de la demanda de crédito”.

Aunado a ello, dijo, es muy probable que se anuncie que las escuelas tanto públicas como privadas, regresen a las clases de forma presencial, lo que provocará que muchas personas regresen a la actividad laboral, y a su vez se tenga un impacto en la actividad económica.

Pero además, comentó que, pese a la caída importante en la inversión, hay una recuperación, mientras que en materia de empleo se ve ya un punto de inflexión; y no se perfila, de momento, que pueda haber una tercera ola de contagios que genere un nuevo confinamiento. Asimismo destacó que hay bajas tasas de interés en los créditos.

“El hecho de que la vacunación tenga las expectativas alentadoras (…) sumado a la apertura de escuelas, sí nos dará una mejor visión del crecimiento económico y la recuperación se dará evidentemente en todos los circuitos (…) si no sucede nada imprevisto, es muy probable que para el segundo semestre, último trimestre del año, ya estemos prácticamente en todos los circuitos en niveles pre Covid”, subrayó.

Julio Carranza, vicepresidente de la ABM coincidió en que la tendencia en la baja del crédito, debe cambiar hacia el segundo semestre del año, y que los bancos estarán implementando, por ejemplo del lado del consumo, estrategias de promoción que incentiven a los clientes a usar el crédito.

Ya pasó lo peor

Daniel Becker aclaró que si bien persisten algunos riesgos, los sectores que resultaron más afectados, como el turismo, hoy ya muestran un mejor comportamiento, por lo que se podría decir que lo peor ya pasó.

“Salvo que hubiera algún elemento que hoy no estuviéramos visualizando, estamos ya en un claro proceso de recuperación y, en consecuencia, en un proceso de mayor demanda de crédito”, expuso.

Consideró que las acciones del gobierno para la recuperación económica, han sido las adecuadas.

En adelante, menos niveles de morosidad

En cuanto a la morosidad, el líder de los banqueros resaltó que si bien hubo un repunte en meses pasados, consideró que estos son ya los niveles máximos, y lo que se prevé hacia adelante es que sean menores.

Mencionó que el último dato disponible es que este indicador se ubicó en 2.7%, mucho menor que el registrado en crisis anteriores, lo que se explica por factores como las acciones preventivas. Destacó que la banca en su conjunto muestra también buenos niveles de capitalización y liquidez.

Banca ha ayudado a amortiguar la crisis y participará en recuperación

El presidente de la ABM afirmó que la banca, junto con los reguladores, ha sido uno de los actores principales para contener la crisis económica, lo cual quedó demostrado con los programas de apoyo lanzados en meses pasados, en beneficio de 1.2 millones de clientes.

“Creo que la banca fue un factor de soporte y de no contagio de la economía del sector real al sector financiero. Creo que se ha hecho un trabajo digno de reconocer, y hoy estamos viendo estas carteras despertando, despertando de forma adecuada y con perspectivas de crecimiento hacia adelante”, expuso.

Aunado a ello, reiteró que la banca hoy cuenta con un exceso de liquidez de 1.3 billones, con lo que será un participante fundamental en el proceso de recuperación de la economía mexicana.

“La banca está líquida y solvente, y tenemos una banca que está lista para acompañar al crecimiento que ya estamos viendo”, subrayó.

Pago de dividendos de hasta 25%, buena señal

Becker manifestó que la recomendación realizada en días pasados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para que los bancos eviten dar más del 25% de dividendos, refleja que todos ven ya un mejor panorama.

“La intención es que la banca quede, después de este proceso, robusta, líquida y solvente para apoyar el crecimiento económico”, enfatizó.

kg