Fue un lunes de noticias para el español BBVA. Primero anunció la venta de su negocio en Estados Unidos al local PNC por alrededor de 11,600 millones de dólares, y horas más tarde confirmó que está en conversaciones con Banco Sabadell para una posible operación de fusión.

Carlos Torres Vila, presidente del BBVA destacó que la venta de su filial en Estados Unidos, es una excelente operación, toda vez que el precio representa casi 50% de la capitalización bursátil para un negocio que genera menos de 10% de las ganancias del grupo.

Además, dijo en un video, es más de dos veces y media el valor que los analistas asignan a esa filial, por lo que la creación de valor para sus accionistas es muy significativa.

BBVA está presente en Estados Unidos en la región del Sunbelt (estados del sur), con más de 100,000 millones de dólares en activos, 637 oficinas y posiciones de liderazgo en Texas, Alabama y Arizona.

“Una vez que se complete la operación, PNC —con sede en Pittsburgh, Pensilvania— se convertirá en el quinto banco más grande del país por activos.

El grupo español precisó que la transacción excluye el negocio de BBVA Securities y la sucursal de Nueva York, a través de los cuales seguirá prestando servicios de banca corporativa y de inversión a sus grandes clientes corporativos e institucionales.

Adicionalmente, mencionó, BBVA mantiene la oficina de representación en San Francisco y el fondo de inversión en fintech Propel Venture Partners.

Carlos Torres resaltó que la operación genera 8,500 millones de euros en capital y  además de reforzarse financieramente, le da al grupo una flexibilidad estratégica para invertir de forma rentable en sus mercados impulsando su crecimiento a largo plazo y apoyando a la economía en la fase de recuperación, así como para incrementar la remuneración al accionista.

BBVA estima que la operación se cierre a mediados del 2021, una vez que se obtengan las autorizaciones regulatorias necesarias.

“La adquisición acelerará nuestra trayectoria de crecimiento y aportará valor a largo plazo para el accionista”, señaló por su parte  William S. Demchak, presidente y director de PNC.

El presidente ejecutivo de PNC, William Demchak, dijo en septiembre que extender la presencia nacional del banco sería el “primer, segundo y tercer objetivo” de cualquier acuerdo.

En conversaciones para fusión

Horas más tarde, tanto BBVA como Sabadell, dos de los bancos más grandes de España y que tienen presencia en México, confirmaron a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que, con autorización de sus respectivos consejos de administración, se encuentran en conversaciones en relación con una potencial operación de fusión, habiéndose iniciado un proceso de revisión recíproco en términos habituales en este tipo de operaciones y designado asesores externos para ello.

Sin embargo, precisaron que no se ha tomado ninguna decisión y no existe certeza de concretarla.

“Se informará oportunamente de las decisiones que, en su caso, se adopten al respecto, cuándo y cómo corresponda legalmente”, señaló el comunicado de BBVA enviado a la CNMV de España.

Consultado recientemente sobre si una potencial fusión de BBVA en España impactaría de alguna forma a BBVA México, principal mercado del grupo español con una aportación de más de 40% de las ganancias del grupo, Eduardo Osuna, vicepresidente y director general de BBVA México comentó que las consolidaciones son un proceso natural en muchas industrias, incluida la financiera, pero que habría que esperar a que haya algo concreto para informarlo.

edgar.juarez@eleconomista.mx