Durante este fin de semana, 14 ciudadanos fueron asesinados en ataques directos a la población por parte de un grupo fuertemente armado en distintas colonias de Reynosa, Tamaulipas. Después de 24 horas, el gobierno estatal reconoció que la mayoría de las víctimas eran inocentes.

Según los reportes, sujetos armados a bordo de vehículos que recorrían las calles de las colonias Almaguer, Lampacitos, Unidad Obrera y Bienestar, dispararon al azar en contra de las personas. Entre las víctimas había una familia completa, un hombre de la tercera edad y un comerciante.

Fernando Ruiz Flores, un joven de 19 años de edad y dos personas más que realizaban trabajos de reparación afuera de un domicilio particular, fueron alcanzados por los disparos de armas de fuego y murieron.

El Grupo de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz en Tamaulipas detalló que derivado de las acciones de patrullaje y vigilancia, después de los ataques, se logró detectar a los implicados y sus vehículos que participaron en las agresiones.

Al ser localizados, los individuos opusieron resistencia y agredieron a personal policial, el cual repelió la agresión. Murieron cuatro de los civiles armados”.  

Ante tal situación de violencia, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, admitió que este ataque cobró la vida de ciudadanos inocentes.

“Se investiga ya el móvil de estos actos que afectaron de manera directa a la población civil, en colaboración con el Ejército mexicano, la Guardia Nacional y la Fiscalía General de Justicia del Estado. Expreso mi solidaridad a las familias de las víctimas inocentes que murieron como consecuencia de estas acciones del crimen organizado en Reynosa”, dijo.

El mandatario estatal hizo un llamado al gobierno federal a asumir su compromiso con el combate a los delitos federales, y a garantizar que no habrá impunidad.

Se informó que personal del Ejército Mexicano, Guardia Nacional, la policía estatal y de la Fiscalía General de Justicia del Estado continúa desplegado en diversos puntos de la ciudad en labores de patrullaje y vigilancia, así como de investigación.

jorge.monroy@eleconomista.mx