La Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó un proyecto de sentencia que garantiza los derechos de las mujeres que son despedidas por motivo de embarazo.

El proyecto, presentado por la ministra Yasmín Esquivel, ratifica la obligación de las juntas laborales de juzgar con perspectiva de género los casos en los que una trabajadora argumenta que fue despedida por motivo de su embarazo.

Asimismo, determina que el patrón exhiba en su defensa la renuncia de aquélla, aun cuando no exista duda u objeción sobre la firma que calza dicho documento.

Para ello, se debe tomar en cuenta que es atribución de las juntas dictar sus laudos a verdad sabida y buena fe guardada, apreciando los hechos a conciencia, sin necesidad de sujetarse a formulismos o reglas con relación a las pruebas aportadas por las partes.

Los integrantes de la Segunda Sala reiteraron que es fundamental reconocer que, en la realidad, es más probable la existencia de un despido con motivo del embarazo de la trabajadora, que su renuncia voluntaria al encontrarse en estado de gravidez.

Ello se traduce en una duda razonable acerca de su voluntad de prescindir de su empleo, por los gastos que implica y la necesidad de acceder a la seguridad social.

Con este criterio se busca contrarrestar la práctica común de firmar documentos en blanco que después son llenados con renuncias expresas por parte de las trabajadoras y exhibidas en juicio para justificar el despido o darle apariencia de legalidad.