A fin de que la educación superior siga siendo un factor estratégico para el desarrollo de México y genere condiciones que contribuyan al cumplimiento de los objetivos educativos del gobierno, urge una ampliación del gasto a ejercer el próximo año por 17,230.7 millones de pesos.

En reunión con integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados —la primera que se realiza de manera formal para analizar el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para el ejercicio fiscal del 2020—, Jaime Valls Esponda, secretario general de la Asociación Nacional de Universidades de Instituciones de Educación Superior (ANUIES), detalló la solicitud de ampliación presupuestal.

Como parte del Fondo de Obligatoriedad de la Educación Superior, ordenado por la reforma constitucional en materia educativa recién aprobada y que el Ejecutivo federal no incluyó en la propuesta presupuestal que remitió a la Cámara Baja, explicó, se requerirá, para la primera etapa de gradualidad, de un estimado de 7,678 millones de pesos.

Por concepto de subsidio ordinario, explicó, urgen 1,969.6 millones de pesos, y 1,443.5 millones de pesos para política salarial.

“Bajo las actuales condiciones del presupuesto, la probabilidad de que se incremente el número de instituciones con problemas financieros críticos es cada vez más alta”, advirtió.

Precisó también que en el periodo 2016-2019 las instituciones de educación superior han desacelerado el crecimiento de la matrícula ante la incertidumbre presupuestal.

De acuerdo con la petición de la ANUIES, faltan 3,000 millones para completar los apoyos para la atención a problemas estructurales de las universidades públicas, y 1,150 millones para el programa de expansión en la oferta educativa media superior y superior.

En su turno, Alfonso Ramírez Cuéllar (Morena), presidente de la citada comisión ordinaria de trabajo, propuso la realización de una Convención Nacional Universitaria, a mediados de octubre próximo, para debatir a fondo y acordar el gasto educativo.

Su correligionaria, Adela Piña Bernal, presidenta de la Comisión de Educación, respaldó la propuesta de la convención para ya no estar tapando un hoyo y destapando otros en materia presupuestal.

“Tenemos que trabajar de manera estratégica en un plan en donde estén todos los actores que son corresponsables de la distribución y del gasto que se hace”.

Por el grupo parlamentario del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, su coordinador, lamentó que el PPEF 2020 no atienda las prioridades presupuestarias para educación superior.