La vocera del gobierno federal, Alejandra Sota, urgió apretar el paso en la depuración y certificación de policías y Ministerios Públicos locales.

En conferencia de prensa, consideró preocupante que prácticamente uno de cada dos mandos que toman decisiones sobre acciones contra la delincuencia en el ámbito estatal y municipal no ha acreditado los controles de confianza.

Durante este año, detalló, el gobierno federal hará una transferencia de 17,300 millones de pesos a entidades federativas y municipios siempre que muestren resultados concretos en favor de la seguridad en sus comunidades .

Para este ejercicio fiscal, aseveró, es indispensable que los altos mandos de estados y municipios estén acreditados en control de confianza a fin de recibir los fondos federales en materia de seguridad pública.

Luego de reconocer avances y voluntad en muchas entidades federativas, Sota Mirafuentes reiteró que es necesario redoblar los esfuerzos, a fin de cumplir con las metas y estar a la altura con los compromisos adquiridos de cara a la sociedad.

A su vez, el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional del Sistema Nacional de Seguridad Pública, José Oscar Vega Marín, dio a conocer las entidades que en el primer bimestre de 2012 no cumplieron 50% del compromiso adquirido en materia de evaluaciones.

Los estados son:

  • Colima
  • Guerrero
  • Chihuahua
  • Sinaloa
  • Baja California Sur
  • Michoacán
  • Campeche
  • Jalisco
  • Estado de México
  • Tamaulipas
  • Yucatán
  • Quintana Roo

Destacó la creación de mesas de trabajo para impulsar la acreditación de los 16 Centros Estatales de Control de Confianza que faltan, así como el reclutamiento de especialistas como poligrafistas y psicólogos para apoyar a las entidades en sus procesos.

MIF