El Instituto Nacional Electoral (INE) informó que ha recibido 315,019 solicitudes de trámite de credencial para votar desde el extranjero, a través de 150 consulados, por parte de connacionales que residen fuera de México.

Desde el 8 de febrero del 2016, cuando inició el programa para connacionales residentes en el exterior, al 31 de marzo del 2017, 221,154 credenciales ya fueron entregadas.

En el informe sobre el avance de credencialización del Grupo de Trabajo de Credencialización de los Mexicanos Residentes en el Extranjero del INE, se señala que sólo 67,210 micas han sido activadas de todas la entregadas, requisito indispensable para poder votar en las elecciones del próximo año.

Una vez que los mexicanos reciban su credencial para votar con fotografía y la activen, serán incorporados al Listado Nominal y con ello podrán ejercer su derecho al voto desde el extranjero.

Las ciudades con mayores trámites son: Los Ángeles con 20,000; Chicago 15,000; Dallas y New York con 10,000 solicitudes de trámite de credencial.

Autoridades estiman que se alcanzará las 500,000 micas para marzo del 2018, que es cuando concluirá el programa de credencialización en el exterior para que voten en las siguientes elecciones del 2018.

Para la obtención de la mica ya no será necesario que los connacionales presenten su acta de nacimiento, comprobante de domicilio e identificación oficial, toda vez que esos documentos los entregaron cuando tramitaron la matrícula consular.

Las nuevas credenciales que se entregan en el domicilio de los mexicanos radicados en el exterior, se les incluyó la leyenda actívala , al igual que se realiza con una tarjeta de crédito, lo que ha permitido incrementar de 10 a 30 % ese requisito.

Ello permitía corroborar al INE que la persona que solicitó la mica y a la que se entregó en su domicilio, era la misma , lo cual a la fecha ha evitado que se entregue a alguien diferente e incluso, que se falsifiquen.

Cabe mencionar que el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) implementó en el 2005 el ejercicio del voto extraterritorial durante las elecciones presidenciales del 2006.