Derivado de los hechos registrados en la Dirección General del CCH, la Máxima Casa de Estudios interpuso las denuncias correspondientes en contra quienes resulten responsables por dichos actos; igual que ocurrió con los acontecimientos en el Plantel de Naucalpan.

La denuncia que interpuso la UNAM en el caso de la Dirección General del Colegio de Ciencias y Humanidades se debe a la afectación al patrimonio universitario.

Después de los hechos –en donde presuntos estudiantes irrumpieron en las instalaciones universitarias-, se aclaró que estas acciones no se vinculan con una actualización del Plan y los Programas de Estudio del CCH.

Al respecto, el exabogado general de la UNAM, Fernando Serrano Migallón, aseguró que este asunto es preocupante; y mostró esperanza en que el conflicto se resuelva con plena autonomía universitaria.

El reporte final que tiene la UNAM con relación a los hechos registrados en la Dirección General de CCH es que un grupo de más 50 jóvenes embozados irrumpió de forma violenta y tomó las instalaciones. Los agresores se apoderaron de sillas y mesas que se habían dispuesto para el diálogo en el pasillo que conduce a las oficinas y fueron utilizadas para destruir vidrios y mobiliario.

También lanzaron piedras, palos; destrozaron estructuras metálicas y generaron daños al interior de las oficinas.

Además se tiene conocimiento que un porcentaje importante de los manifestantes se apartó de quienes invadieron la Dirección General de CCH y al poco tiempo abandonó el lugar.

Ayer, la UNAM advirtió que no hay razones para intentar vincular los hechos con una actualización del Plan y los Programas de Estudio del CCH, pues se trata de un proceso en el que la Comisión Examinadora continúa su evaluación.

De los 12 puntos iniciales quedan ocho. Este curso de análisis ha sido informado ampliamente a la comunidad y, continúa bajo deliberación hasta que se alcance el consenso necesario , señaló la Máxima Casa de Estudios a través de un comunicado.