El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó por unanimidad de votos revocar la convocatoria de renovación de la dirigencia nacional de Morena y dejar insubsistentes todos los actos llevados a cabo en dicho procedimiento, ya que su padrón de militantes no resulta confiable.

Al resolver un juicio para la protección de los derechos políticos de una persona que impugnó, y al analizar la resolución de la comisión nacional de Morena por la que se confirmó la convocatoria al tercer congreso nacional ordinario del partido, la Sala Superior del Tribunal consideró que éste realizó una inexacta interpretación del artículo 24 de los estatutos, en cuanto a la temporalidad del cierre del padrón de militantes.

En dicho artículo, se advierte un límite para suspender el proceso de afiliación de militantes, pero no un límite para decretar un corte para crear el padrón de los militantes que participarán en el proceso electivo interno, por lo que todas las personas que hayan ingresado a Morena antes de la suspensión del proceso de afiliación deben incorporarse y tener derecho a participar en la renovación de la dirigencia.

“De la misma manera se estima que el padrón de protagonistas del cambio verdadero (nombre que se da al padrón de militantes) no resulta confiable, ya que las instancias partidistas no han llevado a cabo las actividades de depuración y actualización del instrumento registral que ellos mismos se impusieron con la finalidad de garantizar que en el mismo se encuentren incorporadas todas aquellas personas con derecho a ello”, estableció la sentencia.

Tras concluir la votación del proyecto, al interior de la Sala del TEPJF un hombre lanzó reclamos contra los magistrados al acusar que con la votación se había violentado la autonomía del partido, lo cual se replicó a las afueras del recinto, donde la aspirante a la dirigencia Bertha Luján dijo: “Hay gente de Morena que está metida aquí, y les está haciendo el caldo gordo”.