El fiscal general de Veracruz, Luis Ángel Bravo, negó que haya influyentismo en la investigación de esa dependencia por el presunto abuso sexual cometido en enero del 2015, en contra de una joven por parte de cuatro hijos de empresarios veracruzanos, y cuyo caso fue conocido a través de las redes sociales como los Chacales del Rougier.

Es mentira totalmente que aquí quepa algún influyentismo, no me dejo presionar, ni la fiscalía se deja presionar por lo que diga alguna de las partes o lo que diga algún medio de comunicación; la única obligación que me ata constitucionalmente es tutelar que se cumpla y se haga cumplir la ley y es lo que haremos , afirmó el fiscal.

A través de las redes sociales se conoció una carta del señor Javier Arturo Hernández Flores, dirigida a los padres de los jóvenes Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Diego Cruz Alonso y Gerardo Rodriguez Acosta, a quienes señaló de ser responsables de la violación tumultuaria en contra de su hija. Incluso, se revelaron videos donde los jóvenes reconocen el hecho, y piden perdón a la joven Daphne.

El señor Javier Arturo Hernández Flores acusó a la fiscalía de retrasar la investigación y la consignación de los cuatro jóvenes involucrados, estudiantes del Instituto Rougier, debido a que sus padres son prominentes empresarios de Veracruz. Incluso, se conoció que el joven Enrique Capitaine es hijo del exalcalde priista de Nautla, Felipe Capitaine.

Según la denuncia, los cuatro jóvenes asistieron al bar PH, ubicado en el Paseo José Martí, de Veracruz, donde también se encontraba la joven agredida, a quien supuestamente convencieron de consumir alcohol y drogas, tras lo cual la condujeron a la casa de uno de ellos donde cometieron la violación.

En ese marco, el fiscal general de Veracruz, Luis Ángel Bravo, dijo que para evitar que se acuse de un caso de influyentismo, solicitará a la Comisión Estatal de Derechos Humanos que nombre a un visor del desarrollo de las investigaciones por este caso. El fiscal veracruzano dijo que no hay retraso en la investigación, sino que ésta se lleva a cabo en tiempo y forma .

jmonroy@eleconomista.com.mx