El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) anunció la suspensión del Vigésimo Octavo Concurso Interno de Oposición para la Designación de Jueces de Distrito, debido a que los reactivos del examen fueron presuntamente filtrados.

Este miércoles el Consejo explicó que, en un informe presentado por el director del Instituto de la Judicatura, se presentaron indicios de que algunas de las preguntas contenidas en el examen aplicado a 2,601 aspirantes a juzgadores fueron vendidas.

“Derivado del mencionado informe, podría haber indicios de un lucro con los reactivos sustraídos ilegalmente, por lo que el CJF actuará con toda contundencia y llegará hasta las últimas consecuencias”, afirmó el Consejo mediante una nota de prensa.

Esta acción, agregó el órgano presidido por el ministro Luis María Aguilar, comprometería “la transparencia y confiabilidad” del concurso, por lo que el pleno inició una investigación cuyos resultados preliminares obligaron la suspensión del concurso.

“El Consejo de la Judicatura Federal hace público este hecho por estar comprometido con la transparencia y para dejar constancia de que no será omiso ante posibles conductas ilegales”, indicó.

La primera etapa del examen se aplicó a los aspirantes a las 7 de la mañana el pasado 4 de enero en la sede central del CJF.

Para poder acreditar el concurso, consistente en tres etapas: examen práctico, oral y de carrera judicial, que ofertaba 50 plazas, de acuerdo con las bases publicadas el 12 de octubre del 2017, los aspirantes debían acreditar con un puntaje mínimo de 85 sobre 100, en promedio, las tres etapas.