Guadalajara, Jal. 7 de diciembre. La violencia regresó a la entidad. En los últimos 15 días, 28 personas fueron asesinadas. La mayoría de los hechos nueve de cada 10 tiene relación con la delincuencia organizada.

En este contexto, un dirigente magisterial y ex diputado local, José Guadalupe Madera Godoy, permanece secuestrado desde el 28 de noviembre.

Para varias corrientes de opinión, el fenómeno es consecuencia de que a pesar del cambio de titular en la fiscalía estatal salió Luis Carlos Nájera y entró Eduardo Almaguer se mantuvo a los mandos de la dependencia y no se ha reorientado la política en materia de seguridad.

La cuenta comenzó la noche del 20 de noviembre, cuando un comando armado ingreso al restaurante El Márquez ubicado en las céntricas calles de López Cotilla y Calderón de la Barca, en una zona recientemente remodelada como andador turístico, y en el lugar asesinaron a tres personas.

El 1 de diciembre un hombre fue asesinado en Zapopan, en Paseo de los Castaños y Paseo de las Galateas, en el fraccionamiento Tabachines. En la colonia Santa Elena Alcalde en Guadalajara fueron acribilladas otras cuatro personas.

El siguiente día por la mañana fue asesinado a balazos un hombre en la colonia Miguel de la Madrid en Zapopan.

El 2 de diciembre en un café situado a 200 metros del consulado estadunidense fue ejecutada una persona. El occiso fue identificado como Raúl Robles Avilés, director de una empresa de asesoría en seguridad de sistemas denominada Hacking México, del DF y tenía tres días de haber llegado a la ciudad.

En una página web, denominada Hispablog, se localizó un mensaje del presunto autor del homicidio en el cual dos días antes informa que Robles Avilés está en la ciudad y amenaza con matarlo. Un día después publicó en el mismo espacio una fotografía de la víctima ya sin vida con otro mensaje en donde informa que llevó a cabo el crimen. Sobre el trabajo de Robles Avilés existían quejas y señalamientos de actividades fraudulentas.