El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría Treviño, señaló que en nuestro país sólo 47% de las mujeres en edad laboral realiza algún tipo de trabajo.

Sólo 47% de las mujeres en edad de trabajar forma parte de la fuerza laboral, (el promedio de) la OCDE (es) 67%, pero resulta que no sólo es que nos comparemos con Finlandia, (...) también estamos abajo de Brasil, Argentina o de Perú, eso nos debe preocupar enormemente , dijo.

Durante su participación en el lanzamiento de la Iniciativa NIÑASTEM PUEDEN: Red de Mentoras OCDE-México, destacó que las jóvenes mexicanas tienen cuatro veces más probabilidades de no tener empleo, educación o capacitación, en comparación con los varones.

En México sólo 9% de las niñas reporta que piensa estudiar una carrera de ingenieros o de científicos en comparación con 28% de los hombres (...) Estos resultados son nuevamente productos de estereotipos y expectativas, más que de diferencias de desempeño escolar , expuso.

Gurría Treviño explicó que STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, por su sigla en inglés) es el área donde típicamente tanto las sociedades más desarrolladas como las que están en ese proceso tienen un déficit.

Inculcar el espíritu STEM en nuestras niñas, dijo, es una de las acciones más eficaces para promover la equidad de género y el empoderamiento económico de las mujeres, uno de los grandes desafíos de nuestra era.

En su oportunidad, el titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, refirió que en México, de la totalidad de personas que no estudian ni trabajan, 80% son hombres contra 20% de mujeres.

Y esto se deriva en gran medida, más allá de ciertos temas de oportunidad económica (...) de roles sociales que se le han dado a la mujer, y que se piensa que tiene que estar en el hogar en lugar de estar estudiando o trabajando .

Refirió que los roles que están muy compenetrados en nuestra sociedad y que se reproducen en distintos ámbitos generan estructuras en las que se piensa cuáles son las carreras profesionales aptas para hombres y cuales para mujeres.

En este sentido, acotó, se tienen resultados en donde sólo una pequeña porción de las mujeres tiende a estudiar carreras relacionadas con la ciencia, matemáticas, tecnología o ingeniería.

Esto, indicó, tiene consecuencias tanto en la vocación de las mujeres como en el impedimento para que alcancen posiciones de mejores salarios en el mercado laboral.

politica@eleconomista.mx