El gobierno tiene la irrestricta obligación de respetar los derechos humanos, entre ellos el de manifestación, aunque éste debe ejercerse con orden y sin lastimar a los demás, señaló el aspirante de la Izquierda a la jefatura del Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera.

Al referirse a las manifestaciones y marchas de maestros que hoy afectaron diferentes puntos de la capital del país, el ex procurador capitalino se declaró abierto a la posibilidad de reglamentar sobre el particular, en caso de que el voto ciudadano le favorezca.

En su opinión, la mejor manera para gestionar estos conflictos es el diálogo, para encontrar una solución rápida a los movimientos sociales.

En el caso del magisterio, Mancera Espinosa consideró que es un asunto que debe resolver el gobierno federal, ya que no forma parte de la agenda de la ciudad, aunque resulte afectada.

Miguel Ángel Mancera fue entrevistado luego de la formalización del acuerdo entre los partidos de izquierda que integran el Movimiento Progresista, donde especifican que concurrirán a las elecciones con candidatos comunes.

Confió en que una vez que se designen los candidatos comunes a las 16 delegaciones y a las 40 diputaciones locales de la Asamblea Legislativa capitalina, el proyecto de izquierda recibirá un impulso decisivo en el proceso electoral.

MIF