México.- El gobierno federal debe exigir hasta el último momento a su similar de Estados Unidos el cumplimiento del Tratado de la Convención de Viena, para que respete la vida del mexicano Édgar Tamayo Arias y se evite su ejecución, programada para mañana en una cárcel de Texas.

En entrevista, el senador panista Martín Orozco Sandoval, integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores Organismos No Gubernamentales, criticó la reacción y actitud del gobierno a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para protestar ante este caso.

Argumentó que Tamayo Arias es uno de los 51 amparados por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), del llamado "Caso Avena", en referencia a Carlos Avena Guillén, el primero de la lista de mexicanos encarcelados en Estados Unidos por diversos delitos y de los cuales las autoridades consulares mexicanas se enteraron 11 años después.

Martín Orozco señaló que en algunos de esos casos aquellas autoridades hasta han llegado a aplicar los llamados "juicios sumarios", a través de sentencias dictadas entre uno y cinco días, sin que un abogado defensor y autoridades consulares mexicanas se enteraran, situación que consideró sumamente grave.

"Desgraciadamente esto confirma que nuestros connacionales indocumentados siguen enfrentando la actitud racista del gobierno de Estados Unidos, donde se les trata como seres humanos de segunda. Por eso una de las tareas de este gobierno es ser más exigente en el respeto a sus derechos humanos", dijo.

El senador panista expresó que si la administración estadunidense insiste en pasar por alto el Tratado de la Convención de Viena en este caso será una irresponsabilidad y el gobierno de Enrique Peña Nieto debe ser tajante y alzar la voz ante el derecho que tienen los mexicanos para proteger sus derechos humanos.

mfh