El Senado aprobó la Ley Federal para Protección a Personas que Intervienen en el Procedimiento Penal, que incluye las figuras de testigos colaboradores y personas protegidas.

Considera que el Ministerio Público estará obligado a proteger la integridad de los testigos, en su fase de colaboración o en la de cargo. El Ministerio Público deberá conceder el cambio de identidad y de residencia a quienes participen como auxiliares en una investigación.

Las medidas de protección son independientes del desarrollo del procedimiento penal en contra del testigo, cuando se le investigue por algún acto delincuencial.

Además, la norma ordena a policías, ministerios públicos e integrantes de las corporaciones de seguridad y justicia involucrados con la protección a víctimas, así como a los particulares, a guardar silencio de todo de lo que tuvieron conocimiento, incluso después de haber dejado sus cargos.

Finalmente crea el Centro Federal de Protección a Personas, el cual será un órgano desconcentrado y especializado de la PGR, con autonomía técnica y operatividad en la aplicación de las medidas de protección.

SOBRE EL FUERO

También en el Senado, pero en comisiones, se aprobaron reformas al fuero militar. De avanzar en el pleno, esto abrirá la puerta a que integrantes de las Fuerzas Armadas sean juzgados en tribunales civiles cuando cometan delitos contra la población y violen los derechos humanos.

En la Comisión de Justicia fue eliminado el artículo 435 que le daba facultades a los tribunales militares de declarar si un hecho se protegía con fuero de guerra.

También se modificó el artículo 58 para determinar que los militares serán juzgados en tribunales civiles por delitos contra civiles y violación a los derechos humanos.