El secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, insistió en que la Federación brinda seguridad a todos los abanderados presidenciales. además, el apoyo en trayectos y actos públicos se otorga hasta el límite de las facultades de la autoridad y con el propósito de estar en su primer círculo.

“Es difícil hacer esto cuando no se tenga la disposición de que efectivamente quiera uno colaborar con un mecanismo de seguridad. Es muy complicado, pero nuestra obligación constitucional es proporcionar esa seguridad hasta los límites que podamos llegar”. Prida afirmó que han realizado operativos en “zonas delicadas y peligrosas”.

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) reiteró que cuando se trata de candidatos a otros cargos de elección, por ejemplo, los locales, se interviene si el Instituto Nacional Electoral (INE) lo solicita, previa petición de los abanderados en cuestión.

Defendió que México cuenta con grandes instituciones que garantizan una elección transparente y que se espera que tenga una copiosa votación, por lo que rechazó la posibilidad de un fraude electoral.

“Tenemos grandes instituciones que garantizan una elección transparente, una elección democrática, una elección que puede y debe ser copiosa y donde los mexicanos definan su futuro, hacia dónde quieren ir con la mayor de las libertades”, dijo al concluir la conmemoración del Día Mundial del Refugiado, en las instalaciones de la Segob.

Asimismo, el funcionario federal señaló que en procesos electorales suelen registrarse incidentes y lo “raro” sería que éstos no se presentaran, ello al ser cuestionado sobre la compra de votos y un posible fraude el próximo 1 de julio.

“No dudo que en un proceso electoral, en un país de 120 millones de personas, se presenten incidentes a lo largo del proceso. De hecho, lo que sería irregular sería que no se presentaran y hay instituciones también para ventilar esos incidentes”, mencionó.

Navarrete Prida enfatizó que entre otros elementos de certeza para el proceso electoral están los padrones electorales, ya que han sido revisados una y otra vez, y el personal de las casillas es acreditado debidamente.

También la papelería que utilizará el INE el día de los comicios tiene los candados necesarios para evitar irregularidades; hay credenciales de elector “sólidas”, así como observadores internacionales: “De modo que hay condiciones para tener elecciones transparentes, limpias y participativas”, mencionó.

[email protected]