Con la llegada de Margarita Ríos-Farjat al pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por primera vez en la historia el máximo tribunal contará con la representación de tres ministras.

Al ser investida este lunes en el cargo, el presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, destacó que su nombramiento es un paso significativo en la paridad de género dentro de los órganos del Estado.

Quien fue jefa del Sistema de Administración Tributaria defendió durante su primer discurso como ministra su independencia profesional, pues dijo entender la autonomía como una forma de ser. “Se es una persona autónoma y crítica respecto a todo y a todos, o no se es respecto a nada”.

Refrendó que la autonomía es trascendental ante la “función que comienzo a desempeñar y que será respecto a toda influencia, visión o postura que no nazca exclusivamente en la intimidad de mi leal saber y entender. Autonomía ante los otros poderes del Estado, el Ejecutivo, el Legislativo, pero también respecto a otro tipo de poderes, los fácticos, y de cualquier índole”.

Margarita Ríos-Farjat tomará el lugar que dejó vacante el ministro Eduardo Medina Mora en la Primera Sala.

maritza.perez@eleconomista.mx