El vicepresidente de la Asociación Nacional de Empresas de Rastreo y Protección Vehicular (ANERPV), Santiago Jiménez, informó que el robo de automóviles es el segundo delito que deja mayores ganancias a la delincuencia, después del narcotráfico, con más de 11,000 millones de dólares al año.

En entrevista en el marco del acuerdo de colaboración entre la ANERPV y la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, Jiménez Dueñas señaló que de acuerdo con sus registros, 60% de los vehículos robados en territorio nacional son de transportes de carga y 40% son automotores particulares.

" Por tercer año consecutivo el Estado de México registró el mayor número de vehículos robados del país, el segundo sitio lo tiene Nuevo León y el tercer lugar el Distrito Federal", detalló el empresario.

Señaló que de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), durante este año han sido robadas 90,000 unidades aseguradas, de las cuales aproximadamente 54% han sido recuperadas a nivel nacional.

El vicepresidente de la ANERPV explicó que únicamente 600,000 vehículos a nivel nacional tienen instalado un localizador satelital, lo que representa menos del uno por ciento de los automotores que circulan por el país.

"En los últimos 10 años, de acuerdo con estadísticas de AMIS, existía un crecimiento constante de 15% en cuanto al robo de automóviles año con año, y entre 2010 y 2012 ha crecido un 18% aproximadamente".

Jiménez estableció que únicamente 41% del parque vehicular nacional está asegurado, por lo cual, si se contara a los automotores no asegurados la cifra de robos ascendería a más de 100,000 unidades en este año.

mac