Tlalnepantla.- Saúl Antonio Sánchez Ortega, el tercer policía acusado de la evasión del multihomicida y violador César Armando Librado Legorreta, alias "El Coqueto", acudió hoy con un amparo al Juzgado de Control de Proceso y Juicio Oral de Barrientos.

Acompañado por su abogado y con el recurso legal referido, el uniformado atendió el citatorio de presentación que recibió el miércoles pasado en el domicilio de sus padres, en donde dijo que permaneció desde el día en que ocurrió la fuga de Librado Legorreta.

En entrevista, Sánchez Ortega explicó que el 26 de febrero pasado, cuando custodiaba al multihomicida en una oficina de la Subprocuraduría de Barrientos, se quedó dormido.

"Me ganó el cansancio y cuando desperté ya no estaba".

Relató que después de la evasión del presunto violador y feminicida, él y sus dos compañeros decidieron abandonar la Subpropcuraduría para evitar que los detuvieran.

Al avisarle al comandante Abel nos dijo que nos iban atorar", confesó.

Sostuvo que la oficina donde estaba resguardado El Coqueto se ubica en el segundo piso, "es una oficina normal, es en la que hacemos nuestros reportes diarios, no tiene ninguna medida de seguridad y ahí se encontraba desde el 18 de febrero y no desde el 23 como informó la Procuraduría".

El elemento policiaco acudió este lunes para cumplir con el citatorio de presentación y mañana martes acudirá a una audiencia para enfrentar un proceso por el delito de evasión.

Sánchez Ortega es el policía ministerial que faltaba por comparecer luego de la fuga del homicida, pues sus dos compañeros se presentaron con anterioridad y enfrentan el proceso en libertad.

MIF