Con una votación de siete a cuatro el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no sobreseyó en su totalidad las acciones de inconstitucionalidad promovidas en contra de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

En la normativa se establece como tope máximo el salario del presidente, el cual es de 108,000 pesos, lo que provocó que senadores de oposición y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) impugnaran la ley.

Con el voto de los ministros se rechazó la propuesta del presidente de la Corte, Arturo Zaldívar, en el sentido de sobreseer las acciones de inconstitucionalidad luego de que la ley de remuneraciones fue reformada en 15 de sus 17 artículos en abril pasado.

Será este jueves cuando el pleno de la SCJN continúe el análisis de las acciones de inconstitucionalidad, ahora en lo referente a si hubo o no violaciones al proceso legislativo de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Durante su argumentación el ministro Alberto Pérez Dayán, quien elaboró el proyecto, consideró, frente a lo expuesto por sus compañeros del pleno respecto a que la normativa fue reformada, por lo que deben sobreseerse los recursos, que la modificación de la normativa fue atípica.

“¿No es atípico que una ley expedida sea reformada en menos de un mes en 90 por ciento? ¿Qué no será que entonces, en realidad, las violaciones expresadas en conceptos genéricos son reales? Eso es lo que se tiene que ver de fondo”, cuestionó.

Si esto es de carácter genérico, puntualizó, por lo menos a mí me deja el entendimiento de que hay que analizar si esto sucedió y darle también a la acción de inconstitucionalidad el valor que tiene, poder ilustrar cuándo el trabajo legislativo provoca, en este caso y a futuro, legislaciones cuyo vicio de inconstitucionalidad es patente.

Tras conocerse el fallo de la votación que sobreseyó algunos de los artículos de la ley impugnada, Arturo Zaldívar destacó que la votación dividida acredita la independencia y libertad con la que se conducen los ministros.

El presidente de la Corte dio a conocer que se promovieron dos nuevas acciones de inconstitucionalidad en contra del decreto que reformó la Ley Federal de Remuneraciones, proyecto que fue turnado a la ministra Yasmín Esquivel.

“Las razones, los votos y las discusiones que estamos llevando a cabo en relación con este decreto y con el proyecto que estamos estudiando en lo más mínimo prejuzgan o determinan la forma cómo votaremos los integrantes del tribunal pleno ante un nuevo decreto y un nuevo proyecto”, aseguró.

Nuevo recurso del Senado

Senadores del PAN, PRI, MC y PRD presentaron ante la Suprema Corte una nueva acción de inconstitucionalidad contra la ley federal de remuneraciones.

Dante Delgado, coordinador de Movimiento Ciudadano, explicó que la intención de los 44 senadores firmantes de la demanda es que el tribunal entre al fondo del asunto, al considerar que el Legislativo se excedió en su competencia.

Devolver lo robado

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que creará el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado, que estará encargado de los bienes y objetos que sean incautados a la delincuencia organizada, o bien por actos de corrupción de funcionarios. Estimó que tan sólo este año dicho instituto podría obtener 1,500 millones de pesos, que serán repartidos a la gente.

Cabe recordar que actualmente el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes es el órgano encargado de realizar subastas sobre los bienes inmuebles que sean transferidos por las instituciones públicas, incluidos aquellos confiscados a los criminales a los cuales se les persigue por ilícitos del orden federal. (Jorge Monroy)