Las elecciones de este domingo han modificado el panorama para las presidenciales del próximo año.

Analistas consultados por El Economista aseveran que los comicios mexiquenses, así como los de Coahuila, Nayarit y Veracruz, ponen sobre la mesa un escenario en el 2018 de una competencia cerrada entre tres fuerzas: Morena, el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), además de plantear, nuevamente, la fuerza que puede tener una alianza entre la izquierda.

Una de las experiencias que dejó la elección mexiquense en donde el cómputo del PREP ha terminado, y ha dado como ganador preliminar al candidato del tricolor, Alfredo Del Mazo es que hay estrategias que pueden parar el avance de Morena y su candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador, además que, de confirmarse el triunfo del PRI en la entidad, le daría un impulso al partido oficialista de cara a la búsqueda de la retención de la Presidencia.

Al PRI le da un respiro, lo deja, no con comodidad porque también la situación que está viviendo no es la mejor, pero, por lo menos, lo deja con la posibilidad de saber que sigue contando con ese bastión de cara a la organización del siguiente proceso electoral (...) Si el PRI confirma estos resultados, le ha ido mucho mejor de lo que se podría esperar , precisa Helena Varela, directora de la División de Estudios Sociales de la Universidad Iberoamericana (UI).

Al mismo tiempo, la académica indica que el tricolor tendrá que batallar frente al 2018 aún con problemas de fondo y que pueden dejar secuelas, como la desconfianza que se cierne sobre el presidente Enrique Peña Nieto y su gestión, la cual se encuentra en niveles históricamente bajos de aprobación entre la ciudadanía.

Andrés Manuel, precisa la especialista, deberá repensarse la estrategia que ha acogido hasta ahora en su candidatura a Los Pinos, basada en una competencia en solitario.

Se ha empeñado en yo voy solo, puedo solo, no necesito a nadie, no me alío con nadie y, sin embargo, lo que es cierto es que al final hay ciertos poderes que logran neutralizar esta popularidad que sin lugar a dudas tiene Andrés (...) Logran, al final, generar esta percepción de que su llegada al poder podría poner en riesgo la gobernabilidad del país , agrega.

Por su parte, la también analista de la UI, Ivonne Acuña, opina que las alianzas para el 2018 entre las fuerzas de izquierda serán algo difícil de concretar dado que el PRD aún se encuentra divido al interior, además de que en la actualidad, dice, a las alianzas no las mueve la comunión ideológica sino otros intereses pragmáticos , ejemplificado, dice, en el frente amplio anunciado entre el PAN y el sol azteca recientemente.

La analista agrega que una alianza entre estas fuerzas es bastante disímil: Para los panistas, el mercado es el que debe regular y disminuir la desigualdad y distribuir la riqueza; para los perredistas no es el mercado, es el Estado y entonces cómo con esas diferencias tan grandes pueden ir en coalición, no puede ser más que por una lectura electoral pragmática , menciona.

Con respecto a esto, José Fernández Santillán, especialista electoral del Tecnológico de Monterrey, asevera que Andrés Manuel no es un hombre de alianzas, es un hombre de subordinación .

El especialista destaca también que si se abre el panorama de análisis a una perspectiva más global y se toman en cuenta algunas experiencias como las de Polonia, Hungría o Turquía, en donde gobernantes han tenido la misma perspectiva de no ir en alianzas para gobernar y donde han tratado de imponer proyectos de nación en solitario, se podrá entender probablemente hacia dónde derivará la postura de no alianzas del líder morenista.

Datos del Prep en Edomex difícilmente se revertirán

El exconsejero del Instituto Nacional Electoral (INE), Rodrigo Morales, precisa que los resultados del PREP en el Estado de México difícilmente cambiarán en el cómputo final.

Difícilmente (se verá modificado el resultado). Sí puede haber todavía cosas como que se anulen algunas casillas (...), pero en términos de lo que refleja tanto el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) como el conteo rápido es, digamos, lo que constituyó la tendencia de la votación, no veo que abriendo paquetes vayan a variar las tendencias , expresa.

El especialista agrega que en casos de contiendas cerradas el debate sobre una segunda vuelta ha sido una tarea pendiente.

No es un asunto que funcione igual en todos los lados, creo que es una alternativa que sí hay que poner sobre la mesa para buscar construir mayorías que le den más estabilidad al ejercicio de gobierno (...)creo que es un tema recurrente porque ya nos tenemos que empezar a acostumbrar a tener elecciones más cerradas , finaliza.