Mientras el flujo de armas de Estados Unidos hacia México no cese y las autoridades no sean capaces de garantizar paz a las comunidades, la resistencia armada en el país continuará, advirtió el dirigente del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD), Javier Sicilia.

Mientras no controlen el flujo de armas, mientras (no) respondan a la vocación fundamental que es darle paz y justicia y no violencia a su gente, vamos a tener que aceptar las autodefensas. Mientras el gobierno no haga su trabajo, la gente va a tener que resistir , dijo en entrevista el poeta, luego de presentar el informe #No+Armas#Nomoreguns del MPJD, la organización Fellowship of Reconciliation y Global Exchange en coordinación con el Instituto para la Seguridad y la Democracia (Insyde).

En tanto el gobierno no garantice la seguridad en las comunidades mexicanas, las autodefensas son un mal necesario con el que hay que trabajar a la par y no estar en contra de ellas. Su argumento es legítimo: el gobierno debe estar con ellos y trabajar con ellos para que no sean penetradas y corrompidas .

El problema de tráfico de armas de Estados Unidos a México es un fenómeno que no puede ser medido con precisión, alertaron las Organizaciones de la Sociedad Civil, debido a una ausencia de reglamento que faculte a las instituciones para registrar procedencia de las armas de fuego decomisadas.

De acuerdo con estimaciones reportadas en el informe, la mayoría de las armas que ingresan ilegalmente a México son adquiridas en la frontera sur de Estados Unidos. La mitad de estas herramientas es decir 50.33% se compró en el estado de Texas. Casi un tercio de estos objetos, 29.17%, provino de Arizona y dos de cada cinco fueron incautadas o recuperadas en los estados mexicanos de Sonora o Tamaulipas.

El análisis muestra que, en 40.5% de los casos, las armas fueron incautadas por razones de posesión ilegal; sin embargo, 14 % está relacionado el uso de estas herramientas en un homicidio. La mayoría de las personas a las que confiscaron las armas eran jóvenes entre 20 y 34 años.

El análisis se elabora tomando en cuenta la base de datos de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego que ofrece información sobre los rubros de armas incautadas en territorio nacional provenientes del país vecino entre el 2006 y 2010.

[email protected]