Bajo la advertencia de que la oposición defenderá y no cederá a cambios en la autonomía de las instituciones democráticas del país, se instaló ayer la nueva comisión de Reforma Política-Electoral perteneciente a la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados.

Dicha comisión buscará que el sistema electoral vele por un ejercicio libre de los derechos ciudadanos, lo cual deberá estar por encima de los intereses de cualquier otro, ya sea de partidos o individuos, al tiempo que es importante que la ciudadanía participe en los procesos electorales y de toma de decisiones, además de mejorar la relación de gobernantes con la oposición a efecto de consolidar el régimen democrático, destacó la diputada de Morena, Graciela Sánchez Ortiz, quien presidirá.

Pese al discurso conciliador de la morenista, el grupo parlamentario del PRD, en voz de la diputada Elizabeth Pérez Valdez, consideró que aunque todavía no se conoce el texto final de la posible iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre una reforma electoral, las declaraciones del mandatario dejan ver sus intenciones de querer desmantelar instituciones total y absolutamente democráticas.

Por ello, agregó que es responsabilidad de los legisladores velar por la autonomía de las instituciones, de la democracia, del árbitro electoral y refrendar la pluralidad política ya que “la democracia no se soslaya al capricho de uno”.

En tanto, la diputada del MC y exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, dijo que es fundamental revisar y revalorar los mecanismos de participación ciudadana para asegurar su democratización, por lo que propuso añadir a la agenda de esta comisión temas como expedir una nueva ley reglamentaria del Artículo 29 constitucional, a fin de transitar hacia un nuevo régimen de derechos plenos a connacionales en el extranjero, eliminar la sobrerrepresentación, impulsar la feminización de la política y salvaguardar la autonomía del INE.

El diputado Santiago Torreblanca Engell (PAN) destacó que el sistema electoral mexicano no debe replantearse, pero sí debe estar sujeto a ligeros ajustes que impidan la intervención del poder y la propaganda gubernamental, que se le den dientes al INE para sancionar a los funcionarios que meten las manos en los procesos electorales.

En tanto, el diputado Navor Alberto Rojas Mancera (Morena) consideró que es necesario revisar la representación proporcional. “Estoy convencido que no debe haber cuotas, cuates ni familiares. Vamos a avanzar en una reforma que dé certeza a los ciudadanos”.

maritza.perez@eleconomista.mx