Las modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto fueron avaladas este miércoles en comisiones del Senado, aunque el PRI se abstuvo de votar en la parte concerniente a la ratificación de los mandos que atenderán la seguridad pública federal. Los senadores priístas argumentaron que no se oponen a que haya una ratificación del nombramiento del Comisionado Nacional de Seguridad y el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, pero esta disposición no se debe incluir en la Ley Orgánica, sino en la Constitución, de lo contrario la Suprema Corte de Justicia podría argumentar la inconstitucionalidad del punto.

Se prevé que el dictamen que se aprobó en lo general y en lo particular en las comisiones unidas de Gobernación y de Estudios Legislativos se vote este jueves en el pleno del Senado, donde los legisladores del PRI discutirán el punto de los controles democráticos .

El senador Héctor Larios expuso que hay muchísimos otros nombramientos que no están enlistados en la Constitución y que ratifica el Senado, como los comisionados del IFAI y los magistrados agrarios . En el mismo sentido se pronunció el PRD a través de Armando Ríos Piter. No obstante, el dictamen avanzó para votación en el pleno, con lo que se propone reformar 13 artículos, adicionar cinco preceptos y derogar dos de la Ley Orgánica para desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de la Función Pública, y crear la secretaría de desarrollo agrario, territorial y urbano.

Con ello se le otorgaría a la Secretaría de Gobernación las funciones relativas a seguridad pública, de policía federal, así como las del sistema penitenciario y prevención del delito. Sin embargo, no se tomó en cuenta la creación de la Gendarmería Nacional pues las características de no se dieron a conocer.

Estas comisiones unidas tienen conocimiento de que existe una manifiesta intensión del nuevo gobierno de constituir un nuevo cuerpo de seguridad pública denominado gendarmería nacional, cuyas funciones, estructura y recursos se definirán posteriormente y que orgánicamente dependerá del comisionado nacional de seguridad , detalla el dictamen.

Cabe destacar que antes de la reunión de las comisiones, el grupo parlamentario del PRI recibió en las oficinas de Emilio Gamboa al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien pidió respaldo a esta fracción. Luego, el PRI expuso la inconstitucionalidad del control democrático.

El documento también propone la desaparición de la Secretaría de la Función Pública, lo que conlleva a la distribución de sus facultades en distintas dependencias y órganos, principalmente en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Con ello se propone la creación de un nuevo régimen de control gubernamental .

Asimismo, se propuso la creación de la secretaría de desarrollo agrario, territorial y urbano a la que se designarán atribuciones de la actual Secretaría de la Reforma Agraria y la de Desarrollo Social.

Además de la consolidación de la Oficina de la Presidencia de la República como una unidad integrante de la administración pública centralizada. Será una oficina de apoyo del Presidente de la República que dará seguimiento permanente y evaluará periódicamente las políticas públicas. Su titular podrá ser convocado a reuniones de gabinete , precisa.

[email protected]